Local

Los agentes agredidos en Los Montecillos siguen de baja por "secuelas psicológicas"

La abogada de la acusación estudia presentar el informe médico de los agentes en el juicio que aún está en fase de instrucción

el 19 ene 2010 / 21:46 h.

TAGS:

Agentes de la Policía trasladan a uno de los detenidos.
El juicio de los agresores de Los Montecillos será un proceso largo que aún está en fase de instrucción. Mientras en el juzgado de Dos Hermanas se determina con exactitud lo que pasó, la abogada de los guardias civiles agredidos, Mercedes Carpio, está estudiando la posibilidad de incluir como prueba un informe psicológico que determine el estado en el que se encuentran sus clientes. Y es que, aunque han pasado más de tres meses desde la paliza, Carpio informó de que los dos agentes continúan sin volver al servicio activo ya que psicológicamente "están en fuera de juego".


El último paso del juzgado se dio hace dos meses, cuando se realizó una rueda de reconocimiento. Actualmente se están llamando a los testigos del suceso ocurrido el pasado 10 de octubre en la residencia de la Benemérita en el barrio de Los Montecillos, cuando dos guardias civiles resultaron heridos en un altercado con los vecinos mientras celebraban por anticipado la festividad de la Virgen del Pilar. El proceso, según los letrados de la acusación particular y de la defensa, se antoja largo, ya que algunos de los testigos no están ratificando su declaración inicial.

Carpio señaló que sus clientes ya están bien físicamente -uno de los agentes tuvo que ser operado dos veces-, pero aún no se han incorporado puesto que, a pesar del tiempo transcurrido, continúan teniendo secuelas psicológicas.

Mientras tanto, Rosa Parra, la abogada de la defensa de los tres presuntos agresores, Pedro H.R., de 21 años, Miguel H.R., también nacido en 1988 y Jesús H.R., de 20 años, ya señaló que sus clientes no eran los únicos autores.

Los sospechosos son delincuentes habituales con varios antecedentes. Pedro contabilizaba al menos ocho detenciones cuando era menor de edad, en especial por delitos contra el patrimonio. Ya en su mayoría de edad, le consta una detención en 2009 por un delito de lesiones. Miguel, gemelo de Pedro, cuenta desde que es mayor de edad con detenciones por un delito y dos faltas. Cuando era menor, fue detenido al menos en tres ocasiones, también por delitos contra el patrimonio. Y Jesús, en su corta mayoría de edad, ha cosechado al menos dos detenciones por delitos, mientras que cuando era menor de edad fue detenido tres veces por varios delitos. Mientras, el padre, J.H., de 49 años, sigue en busca y captura por los mismos delitos que se les imputan a sus hijos.

Los tres detenidos se entregaron voluntariamente el 13 de noviembre, y fueron llevados a prisión donde continúan debido a la "entidad de los delitos" de los que son presuntos autores.

  • 1