Los agentes de la Policía Local de Carmona en segunda actividad estrenan regulación

El Pleno aprobó por unanimidad el reglamento que afecta al 50% del personal del cuerpo

el 07 ago 2014 / 12:20 h.

Uno de los agentes de la Policía Local de Carmona regulando el tráfico de la localidad. Uno de los agentes de la Policía Local de Carmona regulando el tráfico de la localidad. El pleno de la ciudad ha aprobado de forma definitiva el reglamento de segunda actividad del cuerpo de la Policía Local que el gobierno municipal ha consensuado con todas las fuerzas sindicales y que ordenará el pase a esta situación de los agentes que superen una edad determinada o disminuyan sus aptitudes psicofísicas. Una regulación que, según el jefe de la Policía Local de Carmona, Alfonso García, persigue la necesidad de «rejuvenecer a todos los cuerpos de seguridad». IU, PSOE y UPCarmona votaron a favor de un reglamento en el que se lleva trabajando dos años. Además, en la actualidad, en este régimen se han adscrito casi la mitad de los policías locales de la ciudad, cuya edad antes de las últimas incorporaciones necesarias para suplir las vacantes, era de más de 40 años. De hecho, desde la Unión Europea aconsejan que la ratio sea de 1,8 agentes por cada 1.000 habitantes. La segunda actividad es una situación administrativa especial de los funcionarios de la Policía Local a la que se incorporan los agentes, bien porque lleguen a una edad determinada o porque disminuyan sus aptitudes psicofísicas, destinándose a tareas distintas que comportan un menor riesgo. Y es que, como destaca el jefe del cuerpo de seguridad carmonense, «el trabajo en activo de esta profesión de riesgo no debería ser de más de 25 años; es decir un tercio de la vida de un agente». Con la aprobación de este reglamento, el gobierno municipal se dota de un instrumento para regular la situación de la segunda actividad, que desde el año 2003 se venía haciendo sin un sistema propio y sin crear paralelamente las plazas necesarias para suplir a estos empleados, siendo además una de las primeras localidades de la provincia en desarrollarlo. Todo ello ha generado una situación de déficit de personal en el cuerpo de seguridad local con una merma en los servicios que se prestaban al ciudadano y un mayor coste económico, por la necesidad de reforzar estos trabajos. El alcalde de Carmona, Juan Ávila, señaló que, «tras más de dos años de trabajo con todos los sectores y grupos políticos, y a pesar de los obstáculos surgidos, por fin Carmona contará por primera vez con este reglamento». Asimismo, Ávila subrayó que la regulación permitirá «reorganizar la plantilla que se encuentra muy mermada por esta situación, lo que sin duda beneficiará a los ciudadanos al ofrecer un servicio de seguridad más eficaz».

  • 1