Economía

Los agricultores claman contra el acuerdo con Marruecos

El próximo día 25 el Parlamento Europeo tendrá que pronunciarse sobre el pacto

el 15 ene 2012 / 19:30 h.

Los productores han realizado numerosas protestas contra el acuerdo con Marruecos. / Ricardo García (efe)

Los agricultores andaluces esperan que los argumentos que ha utilizado Bruselas para romper el acuerdo pesquero con Marruecos -las dudas sobre el respeto a los derechos humanos en el Sáhara Occidental- sirvan para que no se dé luz verde al pacto con el país vecino en materia agrícola, y que ya ha negociado la Comisión Europea con Rabat. Además, los productores alegan que los controles sobre los alimentos que proceden de Marruecos no están sujetos a las mismas revisiones de trazabilidad y de respeto al medio ambiente que tienen que superar los de la propia Unión. Sobre este tema, que ha provocado numerosas protestas en el sector en los últimos años, tendrá que decidir a finales de este mes -en concreto, el 25 de enero- el Parlamento Europeo, que tiene poder de codecisión en este asunto.

En este sentido, la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca) rechazó la pasada semana el nuevo acuerdo comercial entre Bruselas y el país vecino porque "renovar y mejorar la liberalización de las importaciones de origen marroquí conllevará consecuencias muy negativas para agricultores y cooperativas españolas", ya que el nuestro será el país "más afectado por el acuerdo".

Faeca reconoció que el pacto puede resultar "positivo para la globalidad de la UE", pero indicó que será "muy perjudicial para el sector hortofrutícola español", concretamente para "el productor de tomates, pepinos, calabacines, fresas y cítricos", que, en su opinión, está ya "fuertemente debilitado por la crisis de precios, la falta de rentabilidad y las secuelas de la bacteria E.coli".

Según Faeca, el texto a votar contempla "un considerable incremento del contingente de tomate marroquí con régimen arancelario especial, que pasaría de las 233.000 toneladas anuales a las 285.000 en 2014, siendo el producto más afectado". Asimismo, "el de calabacín ascendería de las 25.000 a las 50.000 toneladas, el de pepino, de las 5.600 a las 15.000; el de clementina, de 130.000 a 175.000, y el de ajo, de 1.000 a 1.500 toneladas".
Por otra parte, el acuerdo prevé la apertura de dos nuevos contingentes para la fresa de 3.600 y 1.000 toneladas en los meses de abril y mayo, respectivamente, coincidiendo con los periodos "más sensibles para las producciones españolas", y plantea "la apertura total de fronteras sin precio de entrada para melón, sandía, pimiento, judía y limón", así como "la apertura total pero con precio durante un determinado periodo del año para alcachofa, melocotón y naranja".

Además, Faeca ve "injusto" que mediante la aplicación de este acuerdo "se estimulen condiciones laborales, sociales, medioambientales y fitosanitarias mucho menos exigentes y más permisivas que las que rigen para los agricultores españoles", lo que "distorsiona claramente el mercado" y suponen "un agravio comparativo para productores españoles y europeos, beneficiando sólo a exportadores marroquíes, que abastecen a la distribución europea a precios bajos y poco competitivos para la oferta española, limitando su capacidad para competir y en detrimento de la calidad de los productos".

Por otro lado, Faeca también destacó que los mecanismos de control y salvaguarda de las importaciones están resultando "ineficaces e inoperantes".

  • 1