Local

Los alcaldes del PP mantienen su ‘no’ frontal a las leyes locales

Los alcaldes del PP no cambiaron su rechazo frontal a las leyes locales en el Consejo de Concertación Local. Justifican su 'no' a que las normas "no garantizarán recursos suficientes" para prestar los servicios. La Junta acusa a Arenas de imponer una "consigna".

el 27 oct 2009 / 20:59 h.

TAGS:

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), y el regidor de Dos Hermanas, Francisco Toscano (PSOE).

Las leyes locales avanzan hacia el Parlamento sin el apoyo del PP. Los alcaldes populares dieron un no rotundo a las normas que definirán el nuevo marco legal y económico de los ayuntamientos en el Consejo de Concertación Local, el órgano donde se sientan regidores de todos los partidos. Se repitió el esquema de la última reunión de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) el pasado jueves en Antequera. Ahí ya quedó claro el rechazo de los alcaldes del PP a la Ley de Autonomía Local -que ayer fue secundada por PSOE, PA e IU en el Consejo- y a la que dará participación a los consistorios en los tributos de la comunidad, que contó con el sí de socialistas y andalucistas y la abstención de IU. Sin más dinero para prestar los servicios, avisa el PP, no respirarán las maltrechas arcas locales.


El resto de partidos logró consensuar un borrador de alegaciones a las leyes que ahora se enviará al Consejo Consultivo, que deberá emitir un informe para que las normas lleguen al Parlamento antes de que acabe el año. Hay dos puntos importantes que se pactaron y que la Junta se comprometió a estudiar: la creación de un consejo de gobierno local que intervenga en las leyes que afecten a los ayuntamientos y, para la norma que dará más financiación, la puesta en marcha de una comisión técnica que defina la forma de repartir los recursos entre los consistorios según los niveles de población. También se pedirá que la aprobación definitiva de los PGOU recaiga en los municipios con un informe vinculante de Vivienda.


El PP justificó su desmarque en que los textos elaborados por el Gobierno andaluz "avanzan en la autonomía local pero no solucionan nada porque no hay suficiente financiación", explicó la alcaldesa de Adra, Carmen Crespo. Para la Junta y el PSOE, la raíz del rechazo del PP hay que buscarla en la "consigna" del líder del partido, Javier Arenas, para "enfrentar a sus alcaldes con la Junta". Lo dijo el consejero de Gobernación, Luis Pizarro, que ayer le tocó defender la ley que blindará 29 competencias exclusivas para los ayuntamientos. Andalucía es la primera comunidad que va a legislar en materia local.
Pese a que muchos regidores populares habían alabado las leyes -ayer el de Málaga, Francisco de la Torre, admitió coincidir con la de autonomía local- el pasado domingo Arenas pidió expresamente a los suyos que no las secundaran porque "no garantizaban recursos" a los ayuntamientos. Pizarro criticó que el jefe de la oposición "nunca ha tenido voluntad de pactar" las leyes locales y aseguró que si los alcaldes del PP fueran "responsables" y tuvieran "libertad", las apoyarían. Los populares insistieron en sus argumentos: la Ley de Autonomía Local es "intervencionista" -el Gobierno se reserva el derecho a revocar servicios que se transfieran si el ayuntamiento demuestra negligencia- y denunciaron que la Junta hace una "lectura cicatera y escasa" del Estatuto al limitar la participación de los consistorios en los tributos de la comunidad y no en los ingresos. Ese es el mayor escollo.


La consejera de Economía, Carmen Martínez Aguayo, presentó esa norma ante la FAMP. Por la mañana, al desvelar las cifras del Presupuesto andaluz, anunció que los recursos del Fondo de Nivelación -que los ayuntamientos pueden gastar en lo que quieran- subirán en 2010 hasta los 200 millones de euros (ahora asciende a 159). Engordar ese fondo, que alcanzará los 600 millones en 2014, era la principal reivindicación de los alcaldes. Pero al PP no le pareció suficiente. Demandó duplicar esa cantidad, que parte de lo que se cobre en concepto de deuda histórica vaya a los municipios y pidió redefinir los criterios de reparto del Plan de Cooperación, que son subvenciones a proyectos concretos y que también subirá un 9,7% el año que viene. El PP también reclamó que la norma de participación en los tributos tenga carácter retroactivo. Tanto Aguayo como Pizarro valoraron el "esfuerzo" presupuestario que ha hecho la Junta por los ayuntamientos.

  • 1