Los alcaldes del PP no ejecutarán sin fondos los planes de empleo de la Junta

Son los municipios los encargados de adelantar el dinero para contratar a 50.000 parados en riesgo de exclusión y jóvenes y dicen que no tienen liquidez

el 16 jun 2014 / 22:05 h.

People wait in a queue to enter a government-run employment office in MadridLos ayuntamientos del PP no ejecutarán los planes de empleo anunciados por la Junta para jóvenes y personas en riesgo de exclusión social si el Gobierno andaluz no anticipa los fondos para financiar estas contrataciones. La secretaria general del PP andaluz, María Dolores López Gabarro, anunció ayer que los 265 consistorios gobernados por los populares, que representan a un 65% de la población andaluza, se adherirán a estos planes aprobados por el Ejecutivo andaluz pero no los ejecutarán mientras que no se les anticipe el dinero. Los problemas de tesorería y liquidez de la mayoría de los consistorios, explicó la número dos del PP-A, obligaría a los alcaldes a elegir entre ejecutar estos proyectos o pagar las nóminas a las plantillas municipales. «¿A quién dejamos de pagar?», preguntó López Gabarro a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, a la que acusó de anunciar planes a costa de los ayuntamientos. «Te invitan a cenar y te obligan a pagar la cuenta», denunció. Con estos planes se había prometido la creación de unos 50.000 puestos de trabajo. El plan de empleo joven, que se aprobó expirando abril, contempla una inversión de 200 millones de euros entre 2014 y 2015 y prevé sacar del paro a unos 25.000 jóvenes entre 18 y 29, el 10% de los que se encuentran sin empleo en la comunidad. Los fondos proceden de la UniónEuropea. Los ayuntamientos son los encargados de formalizar los contratos a estos desempleados «para proyectos de utilidad social y comunitaria» y para ello recibirán 173,9 millones de euros. Los contratos serán por un máximo de seis meses, a tiempo parcial o completo, y con un remuneración al mes entre 1.300 y 1.700 euros. En el plan de inclusión social, aprobado en su segunda edición la pasada semana, se prevé un presupuesto de 158 millones de euros para familias en situación desesperada. Los ayuntamientos son otra vez los responsables de hacer las contrataciones a parados de larga duración con un fondo de 40 millones y la previsión de llegar a 25.000 puestos de trabajo con una duración entre 15 días y tres meses. La queja del PP no es nueva. Ya ocurrió hace un año cuando se aprobó por primera vez el decreto contra la exclusión. La presión municipal hizo que el Gobierno andaluz anticipara a los alcaldes estos fondos. Ahora, según el partido de la oposición, la Junta ha cerrado la puerta a esta posibilidad, lo que obligaría a detraer fondos de las nóminas municipales o parar obras ya iniciadas y comprometidas. El Gobierno andaluz replicó ayer desde la Consejería de Economía que el llamado programa Emple@Joven «prevé anticipar hasta el 75% de la ayuda siempre que los ayuntamientos cuenten con la resolución de concesión». Acusó a la oposición de «confundir a la opinión pública» y «castigar a los vecinos». La número dos del PP andaluz acusó al Gobierno de Díaz de hacer «una campaña de marketing» cuando «son los ayuntamientos los que ponen el dinero» y subrayó que estos dos planes se solapan en los próximos seis meses, dificultando aún más poder ejecutarlos. Los ayuntamientos tienen, desde el pasado martes, 15 días para acogerse al plan de inclusión social y nueve meses para realizar los contratos. En el caso del programa para jóvenes, la fecha límite para emplear es octubre. «La Junta hace política de parasitismo del Gobierno de Rajoy y de los ayuntamientos andaluces», denunció López Gabarro. Sobre si al PP no le preocupa frustrar así las expectativas de miles de parados, sostuvo firme que quien ha generado esas «ilusiones» sin respaldo presupuestario es el Gobierno andaluz. Han sido años muy duros para los consistorios. A la ya clásica ruina de las arcas municipales, que llevan años financiando competencias que en realidad no les corresponden, se suma los efectos de la crisis y los recortes del déficit público. La número dos del PP andaluz negó que los ayuntamientos de su partido se hayan dirigido al Ministerio de Hacienda para pedir que se suavicen las estrictas restricciones presupuestarias impuestas y ganar así margen en el último año de mandato antes de las próximas municipales, previstas en mayo de 2015. López Gabarro, que es alcaldesa de Valverde del Camino (Huelva), aseguró que al Gobierno central no tienen nada que reivindicar ni pedir porque es el Ejecutivo de Rajoy el que ha «garantizado la sostenibilidad de miles de puestos de trabajo [municipales] con el plan de pago a proveedores».

  • 1