Los alcaldes se unen para pedir 3.000 millones a las autonomías

Los ayuntamientos españoles reclamaron ayer a las comunidades que creen en 2010 un fondo específico para los municipios, con 3.000 millones de euros del dinero que el Estado les dio gracias a la nueva financiación autonómica.

el 14 oct 2009 / 19:24 h.

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que representa a todos los ayuntamientos de cualquier signo político, reclamó ayer a las comunidades que el 30% de los ingresos añadidos que van a recibir del Estado gracias al nuevo modelo de financiación autonómica se lo cedan a los municipios. Esto supondría una partida de 3.000 millones de euros para un fondo incondicionado que los alcaldes podrán gastar según sus necesidades.

El dinero se repartiría entre las regiones atendiendo al criterio de población, de modo que a Andalucía le correspondería ceder 500 millones a sus municipios. El problema es que esta cantidad no encaja en las cuentas del Presupuesto andaluz, dado que, a pesar del nuevo modelo de financiación autonómica, Andalucía perderá en 2010 un 21% de sus ingresos tributarios respecto al año pasado.

El gasto adicional que reclaman los alcaldes, según explicó ayer Francisco Toscano, presidente de la Federación Andaluza, vendría a "reforzar el fondo de nivelación" que ya está incluido en las leyes locales andaluzas (159 millones). "Le pedimos a las comunidades que, al diseñar sus presupuestos, den prioridad a la inversión local creando ese fondo específico. Andalucía ya lo va a hacer. Puede hacerse en 2010 si hay voluntad política de las regiones", dijo.

La FEMP está pidiendo al Estado que mejore la financiación local, y a la vez, ha abierto esta negociación con las comunidades para crear el mismo fondo de gastos incondicionados que aparece en las leyes locales andaluzas. Los 3.000 millones salen de la participación de las comunidades en los presupuestos del Estado, y se sumarían a los 5.000 del Fondo de Inversión Local. Tanto Toscano como Pedro Castro, presidente de la FEMP, insistieron ayer en que esta reclamación, secundada por unanimidad por las 17 regiones, no hace sino "desarrollar el mandato de la Constitución" y culminar la "segunda descentralización". El presidente de la FEMP cree que la Ley de Autonomía Local y la Ley de Participación en los tributos de la Junta, que se aprobarán en 2010, servirán de ejemplo al resto de comunidades. "Es la piedra angular del municipalismo español", dijo.

El consejero de Gobernación, Luis Pizarro, explicó ambas leyes locales a los miembros de la FEMP, valorando "la receptividad de los alcaldes del PP". Aunque algunos regidores socialistas, populares y de IU se han quejado de que les otorgan competencias, pero poca capacidad de decisión. Toscano se mostró "satisfecho" con el texto, aunque la ley no admite la cesión de algunos poderes como la escolarización o la ordenación del territorio. "Vamos a apostar por adquirir más competencias de ámbito legal. Pero esto no puede hacerse con una regla fija, la Junta tendrá que establecer ciertos criterios" para que los ayuntamientos asuman poderes que legalmente no son suyos.

Los ayuntamientos también acordaron ayer pedir al Estado una subida de las entregas del dinero a cuenta (del 95 al 98%), que se aumente el límite del endeudamiento del 110 al 130% y que se aplique el 0,3% del PIB al presupuesto inicial de 2010.

  • 1