Cofradías

Los almonteños toman el control de la procesión

A las 3.29 horas se produjo el tradicional salto de la reja y dio comienzo la procesión de la Blanca Paloma que se ha caracterizado este año por un especial orden y tranquilidad.

el 28 may 2012 / 05:28 h.

-->-->-->-->

La Virgen del Rocío ha recorrido durante más de ocho horas las calles de la aldea almonteña para saludar a los simpecados de las 110 hermandades filiales. A la procesión, que comenzó a las 3.29 con un salto de la reja descafeinado, ha transcurrido con normalidad aunque con menos público del habitual hasta las 9 de la mañana cuando se notó más aglomeración en la calle Almonte y con las andas cayendo al suelo en repetidas ocasiones.

Los 25 centímetros que ha ganado el paso en altura tras la remodelación realizada por la rotura del varal el año pasado , permite ver mejor a la Blanca Paloma cuando está en el suelo.

El férreo control de los almonteños, que sorprendieron en esta ocasión vestidos con camisas blancas en lugar de caquis, ha impedido que cualquier forastero se acerque a la Blanca Paloma. Sin embargo, esto no ha evitado que cayera al suelo incluso en el mismo lugar donde ocurrió el incidente el año pasado.

Tal y como comenzó la procesión, ha terminado en el interior d ela ermita con el público limitado a los almonteños en las naves laterales, lo que permitió la entrada y salida de la en hombres de la Virgen.

El recorrido se ha realizado más rápido de lo habitual. Las filiales han estrenado nueva ubicación y la de de Gines, ahora colocada más cerca de su casa hermandad, logró atraer a la Virgen hasta la misma fachada, un detalle de Almonte con este simpecado que cumple 50 años.

  • 1