Local

Los alumnos se matricularán ahora en función de sus notas

La Universidad de Sevilla cambia los criterios de la automatrícula para evitar los colapsos e “incentivar los méritos académicos”

el 03 jun 2011 / 18:36 h.

TAGS:

68.000 estudiantes se matriculan por internet.
Primero se hizo en función del centro, el año pasado por el sorteo de la letra del NIF y, este año, la Universidad de Sevilla opta por otro sistema para regular la matriculación por internet. En esta ocasión se ha decantado por que el criterio sean las notas obtenidas (el mérito académico sustituye al azar). El nuevo sistema mantiene la "filosofía" original de la automatrícula, que no es otro que "poder acceder de manera escalonada con la finalidad, en última instancia, de ordenar la entrada para que el sistema funcione con las debidas garantías para los usuarios". "No hay ningún sistema informático que aguante la entrada de 68.000 personas a la vez", que es el número de estudiantes con el que cuenta la Universidad de Sevilla .

El Vicerrectorado de Estudiantes ha decidido que a los alumnos de nuevo ingreso y a los de segundo curso se les tenga en cuenta la nota de la Selectividad. A los de tercero, cuarto y quinto, la nota del curso 2009/2010 por una razón: en el mes de junio puede haber alumnos -muchos- que todavía no tengan todas las calificaciones, por lo que "no podíamos arriesgarnos a tener en cuenta la nota del curso recién terminado", aduce la vicerrectora Rosario Rodríguez.

¿Cómo se calculará la nota con la que se ordenará la matriculación? "Se considerará la suma de todos los créditos matriculados por el estudiante, multiplicados cada uno de ellos por las calificaciones obtenidas y divididos por la suma de los créditos cursados", explica Rodríguez. Se trata, pues, de una puntuación media ponderada del expediente académico.

Este nuevo sistema -auspiciado por el propio rector Joaquín Luque y con el que se pretende evitar problemas de cursos anteriores, tales como el colapso del sistema y el acaparamiento de asignaturas optativas- tiene algún que otro pero. Puede ocurrir, por ejemplo, que un alumno se matricule de pocas asignaturas y saque muy buenas notas, frente a otro compañero que curse todas las materias y, sin embargo, obtenga peores calificaciones. El primero se colocaría por delante a la hora de matricularse pese a que su esfuerzo ha sido menor. Rodríguez especifica que este tipo de situaciones "son muy excepcionales. Lo contrario, es decir, el exceso de créditos, suele ser lo normal".

La vicerrectora de Estudiantes defiende que, con el criterio de las notas, las milésimas son las que van a diluir los empates, "como ya ocurre en Selectividad". Aclara, además, que no se penalizarán las calificaciones que no sean de primera convocatoria. Todas valdrán lo mismo. Por último, la nota está "ponderada" con la calificación media del centro al que opte el alumno.

Una vez decididos los criterios de automatrícula, el Vicerrectorado de Estudiantes abre el siguiente proceso: a partir del 15 de junio, el estudiante podrá consultar su puntuación a través de la secretaría virtual y, desde ese momento y hasta el 22 de junio, en caso de producirse errores, podrán subsanarse cumplimentado un formulario on line. Transcurrido ese plazo y resueltas las alegaciones, las puntuaciones se elevarán a definitivas.

La Universidad ya ha informado a los centros y a los representantes de alumnos de los cambios. Los estudiantes no han acogido las modificaciones de buen grado, aunque aplauden que se haya eliminado el sorteo de la letra del NIF. Lo que el Vicerrectorado tiene claro es que este sistema de matriculación tiene "enormes ventajas".

  • 1