jueves, 21 marzo 2019
06:31
, última actualización
Local

Los alumnos tendrán que empezar Bachillerato para obtener el título de ESO

El ministro de Educación despeja la gran duda de la reforma de la Secundaria: el último año de la ESO, reconvertido en 1º de Bachillerato o FP, será obligatorio para lograr el graduado.

el 05 mar 2012 / 21:13 h.

TAGS:

Con la reforma educativa del Gobierno del PP, los estudiantes de 15 años que lleguen al último curso de la nueva ESO tendrán que seguir adelante y empezar 1º de Bachillerato o de FP para obtener el título básico de graduado escolar. Que la educación seguiría siendo obligatoria hasta los 16 años se sabía. Pero hasta ahora no estaba claro qué significaba la propuesta de los populares, a saber: quitarle un año a la ESO para dárselo al Bachillerato o la FP.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha despejado hoy la duda durante la comisión en el Senado. La Secundaria pasa de cuatro a tres cursos y el Bachillerato y la FP pasa de dos a tres años. El Gobierno obligará a los estudiantes a empezar una nueva etapa para lograr el título de la etapa anterior. ¿Por qué? En teoría, porque esa estrategia servirá para aumentar el número de jóvenes que siguen estudiando tras la etapa obligatoria, una vez que hayan comenzado a cursar el Bachillerato o la FP.

“En el ministerio hemos diseñado una fórmula que consiste en transformar 4º de la ESO en un curso de orientación y motivación que guíe a los alumnos hacia el bachillerato o la formación profesional", ha respondido Wert a preguntas de los periodistas, "los alumnos no podrán titular si no realizan este curso de iniciación, en el que, junto a asignaturas comunes, tendrán la posibilidad de empezar a cursar otras propias de las enseñanzas de bachillerato o FP. De manera que todos ellos tendrán la posibilidad, antes de abandonar el colegio o el instituto, de conocer mejor la siguiente etapa educativa no obligatoria”.

El primer año de Bachillerato o FP será orientativo. Tendrá tres asignaturas comunes y el resto (hasta 10 u 11) serán específicas de una rama u otra. Al menos en esta estructura se parecerá mucho al 4º curso de ESO flexible que aprobó el Gobierno de Zapatero al final de la pasada legislatura. La diferencia es que ahora el joven, cuando empiece Bachillerato, no podrá pasarse a FP si cambia de opinión a mitad de curso o en el segundo año. En ese caso tendrá que empezar desde el principio la etapa.

Todavía queda por saber dónde se impartirá el primer nuevo curso de Bachillerato o FP. Ahora mismo los institutos de Secundaria públicos no oferta la etapa postobligatoria y los profesores tampoco están capacitados para ahondar en esos contenidos. Tampoco las infraestructuras educativas están habilitadas para que coexista la ESO con el Bachillerato y la FP.

  • 1