Local

Los andaluces suspenden a Chaves y Zapatero por no pactar la deuda histórica

Los andaluces suspenden al Gobierno central y a la Junta -al primero con peor nota- por incumplir el Estatuto y no acordar a tiempo una cifra de la deuda histórica. Pese a ello, son más los que opinan que un Gobierno del PSOE en Madrid beneficia a Andalucía y que la Junta defiende bien sus intereses.

el 15 sep 2009 / 15:51 h.

TAGS:

Los andaluces suspenden al Gobierno central y a la Junta -al primero con peor nota- por incumplir el Estatuto y no acordar a tiempo una cifra de la deuda histórica. Pese a ello, son más los que opinan que un Gobierno del PSOE en Madrid beneficia a Andalucía y que la Junta defiende bien sus intereses.

El primer incumplimiento sonado del Estatuto andaluz no ha calado demasiado en la opinión pública andaluza, según los resultados de una encuesta realizada entre el 21 y el 24 de septiembre para El Correo por el grupo Estío y el Centro Andaluz de Prospectiva. A pesar de que este asunto ha capitalizado el debate político autonómico en las últimas semanas, la inmensa mayoría de los andaluces admiten no saber bien qué es eso de la Disposición Adicional Segunda del Estatuto, lo que se conoce como deuda histórica. Sólo un 1,6% de los encuestados dice conocer muy bien el tema. Un exiguo porcentaje frente a los siete de cada diez andaluces que saben del conflicto de oídas (44%) o lo desconoce totalmente (33,7%).

Son los votantes de IU los que en mayor proporción (85,9%) saben del contencioso político. Le siguen los andalucistas (70,2%). Los electores de PSOE y PP se mueven en porcentajes similares y los mayores de 55 años lo comprenden mejor que los jóvenes.

El anterior Estatuto, aprobado en 1981, reconocía el derecho de Andalucía a cobrar unas asignaciones excepcionales del Estado para poder prestar servicios como la sanidad o la educación a un nivel mínimo. El nuevo Estatuto, aprobado en marzo de 2006, puso por vez primera plazos para liquidar la deuda. 18 meses para cuantificarla -expiró el pasado sábado sin éxito- y tres años para pagarla. La Junta reivindica una cantidad entre 1.148 y 1.742 millones de euros.

Gobierno de la nación y Junta optaron por una prórroga de 6 meses para cerrar la cantidad. Esa opción es respaldada por un 64% de los andaluces, que consideran que la Junta no debía de aceptar un ofrecimiento del Estado inferior a los 1.148 millones. Por contra, el 26% apuesta por que este litigio se hubiera salvado de una vez con la oferta del Gobierno. Curiosamente son los votantes de IU -los que tienen mayor conocimiento de la deuda al ser su formación la que la ha exigido con más fuerza tanto con el PSOE como con el PP en Madrid- los que en mayor medida (32,8%) consideran que la Junta debía de haber aceptado la oferta del Ministerio de Economía. Es llamativo porque es justo la federación de izquierdas la que con mayor énfasis demanda al PSOE que no acepte una minideuda.

La justificación del presidente Manuel Chaves ante este primer encontronazo político con el Gobierno amigo de Zapatero es que "es mejor incumplir los plazos del Estatuto que un mal acuerdo". Planteado tal dilema, un 67,2% de los encuestados piensa que efectivamente es mejor incumplir el Estatuto a un mal acuerdo. El 19,2% no lo ve así. Los afines a Coalición Andalucista son quienes se muestran más a favor de esa aseveración. El 78,5% prefiere que la Junta se levantase de la mesa de la negociación. Lo mismo que el 57,3% de votantes de IU.

La factura política. ¿Pasará este incumplimiento factura política a sus actores? Es lo que ahora más preocupa en la cúpula del PSOE andaluz, que utiliza un discurso ambivalente para dejar claro que la Junta ha hecho lo correcto como de defender que el Ejecutivo español cumplirá finalmente con Andalucía. La percepción más general, con independencia de la adscripción política del encuestado, es que este problema perjudicará más a Manuel Chaves que a José Luis Rodríguez Zapatero. Así lo entiende el 39,1%. El 21,7% considera que ambos se verán dañados por igual.

Son los votantes andalucistas los que más en mayor medida (61,9%) piensan que el barón andaluz sale perdiendo. Esa opinión es también mayoritaria pero menos extendida (35%) entre quienes votaron al PSOE en las últimas elecciones. Los más jóvenes, menores de 35 años, se inclinan claramente (46,6%) por señalar a Manuel Chaves como el perdedor del conflicto político.

En contraste con la percepción mayoritaria de que el problema afectará menos a Zapatero, a la hora de recibir calificación el presidente andaluz resiste con más fortaleza el desgaste de esta crisis. El dirigente nacional obtiene peor nota: del 0 al 10, se queda con un 3,82. El 45,6% suspende su actitud ante el contencioso de la deuda andaluza. Aunque está cercano el porcentaje de quienes consideran que ha actuado bien (42,9%). La nota final desciende para el presidente del Gobierno porque hay un 19% de los encuestados que le ponen un 0. Son lógicamente los votantes socialistas los más generosos y los únicos que lo aprueban.

En el caso de Manuel Chaves su calificación tampoco llega al aprobado y se queda en un 4,23. Con una distancia mínima, son más quienes aprueban la actitud del Gobierno andaluz ante el tema de la deuda histórica (44,6%) que los encuestados que suspenden el papel de la Junta (43,7%). El 15,5% de encuestados que han calificado con un 0 el papel de Manuel Chaves en este asunto, lo que hace bajar la nota final.

Pese al suspenso de la gestión de este conflicto, siguen siendo más los andaluces que creen que Andalucía le beneficia un gobierno del PSOE en Madrid y que la Junta defiende bien sus intereses. El 39% de los encuestados piensa que a Andalucía le va mejor con el PSOE en La Moncloa, mientras que el 27% de los encuestados piensa que es mejor que gobierne el PP. A un 21% le parece que es indiferente quién gobierne. Si se pregunta a los encuestados cómo valoran el trato del Gobierno central a Andalucía en líneas generales, son más los que lo aprueban que los que lo suspenden.

Sobre cómo defiende el ejecutivo de Manuel Chaves los intereses de Andalucía frente al Gobierno de la nación, un 52,4% aprueba su papel. La valoración media es del 4,54. Son los votantes socialistas y los de IU quienes en mayor medida respaldan la actitud de la Junta.

  • 1