Local

Los andalucistas se quedan por primera vez fuera del Parlamento

Crónica de una muerte anunciada. Por primera vez en la historia, no habrá andalucistas en el Parlamento la próxima legislatura. El 9-M confirmó lo que las encuestas auguraban desde hace meses, que la nueva marca CA se descalabraba. Pese a ello, el optimismo reinó hasta el último minuto.

el 15 sep 2009 / 01:28 h.

TAGS:

Crónica de una muerte anunciada. Por primera vez en la historia, no habrá andalucistas en el Parlamento la próxima legislatura. El 9-M confirmó lo que las encuestas auguraban desde hace meses, que la nueva marca CA se descalabraba. Pese a ello, el optimismo reinó hasta el último minuto.

Los andalucistas tenían en su contra el desgaste de peleas pasadas y el desconocimiento de un nuevo partido que se reconcilió demasiado tarde. Todo ésto le pasó factura ayer. El 9-M será recordado como el día del derrumbe andalucista. Por primera vez en la historia, no tendrá hueco en el Parlamento el próximo mandato.

"Hemos tenido un muy mal resultado, que no esperábamos ni merecemos". Con estas palabras asumió Julián Álvarez la debacle de su partido, que achacó a los escasos cuatro meses de vida de la formación. "El andalucismo ha tenido que atravesar momentos difíciles. El destino nos lleva ahora a una nueva travesía en el desierto", añadió el líder, que compareció con semblante serio. En su discurso, palabras de agradecimiento y ánimo a los militantes para que la coalición tenga espacio en el futuro. "No cejaremos en el intento", señaló.

Álvarez no pudo estrenarse de peor manera. El candidato de CA sólo ha conseguido llevar al nuevo partido, surgido de la unión del PA y el PSA de Pacheco, al ostracismo. Durante la campaña, ha ignorado las encuestas que le pronosticaban un batacazo y se ha esforzado en presentarse como la única alternativa a 25 años de socialismo. Las urnas le dieron ayer la espalda al único debutante. La coalición no sacó ninguno de los dos escaños autonómicos con más opciones: el de Cádiz, al que aspiraba Manuel Prado, y el de Sevilla, cuyo candidato era el propio Álvarez.

La nueva marca andalucista tampoco obtuvo respaldos en el Congreso. Los dos asientos con posibilidades, el de Cádiz y Sevilla, cayeron en saco roto. Ni Jorge Romero ni Pilar González estarán la próxima legislatura en Madrid. Sorprende que la candidata por Sevilla a la Cámara Baja de una formación histórica haya logrado casi los mismos votos que el recién nacido partido de Rosa Díez por la misma provincia.

Optimismo desmesurado.

A eso de las 20.45 horas, cuando los primeros sondeos auguraban ya que CA quedaría fuera del Parlamento, se produjo la primera comparecencia. Optimismo absoluto en las filas andalucistas, que hicieron una lectura muy distinta a la de los analistas. El secretario de comunicación, Manuel Lazpiur, fue el encargado de trasladar la "auténtica satisfacción" del partido, que se aferró a los estudios a pie de urna de las cadenas privadas, Antena 3 y Tele 5, que le otorgaban entre 3 y 5 diputados. La coalición, sin embargo desoyó las encuestas de TVE y las cadenas autonómicas que coincidían en su desaparición de la Cámara.

Lazpiur, flanqueado por Pilar González y José Antonio Pino, número 3 al Parlamento por Sevilla, no ocultó su alegría porque todo apunta, dijo, "a que tendremos grupo propio en el Parlamento". A los sondeos pesimistas no les atribuyó ninguna credibilidad.

Ahora que la realidad ha situado a CA en el abismo político, está por ver cuál será el futuro de la coalición. El PA celebrará en unos dos meses un congreso y antes de que acabe el año habrá un cónclave de todas las fuerzas andalucistas. Los resultados de ayer dejan el liderazgo de Julián Álvarez en el aire. Aunque él candidato intentó desviar el asunto. "Los malos tiempos son los peores para que haya cambios internos", apostilló.

  • 1