Local

Los ángeles de la guarda

el 27 dic 2010 / 16:11 h.

TAGS:

No siempre un ciudadano encuentra tantas facilidades para salir de un apuro. Agentes de la Policía Local de Sevilla han auxiliado a una joven para que pudiese tomar un avión en vísperas de la Navidad y reunirse con sus familiares en las islas Baleares después de que le sustrajeran todas sus pertenencias, incluida su documentación y el billete de avión, en una estación de autobuses de la capital.


Según informó la Concejalía de Convivencia y Seguridad Ciudadana, dirigida por el concejal socialista Alfonso Mir (PSOE), todo comenzó cuando una vecina de Sevilla se acercó a las dependencias de la Policía Local en el distrito Macarena acompañando a una joven "muy nerviosa y llorando, que narró a los agentes que instantes antes había sido víctima de un hurto en una estación de autobuses".


Desolada por la situación, la joven informó de la misma manera a los policías locales que la atendieron de que tenía pendiente coger un vuelo hacia las Islas Baleares para luego ir a la localidad de Pollensa, en la isla de Mallorca, al objeto de reunirse con su familia durante la Navidad, un esperado encuentro que estaba a punto de arruinarse al verse sin documentación y sin sus mínimas pertenencias.


También narró a los agentes de la Policía Local que, tras la sustracción de sus pertenencias, carecía de dinero para poder contactar con sus familiares, de documentación que acreditara su identidad y, lo que era más importante, del preciado billete de avión que le iba a reunir con su familia.


El tiempo se agotaba. Así las cosas, "y contando con un escaso margen de cuatro horas hasta la salida del avión desde el aeropuerto de San Pablo", los agentes de la Policía Local le facilitaron comida a esta persona y contactaron con su familia al tiempo que solicitaron la colaboración de la Policía Nacional para agilizar la tramitación de un nuevo Documento Nacional de Identidad (DNI) para la joven.


Antes, en un estudio fotográfico, hubo que sacarle las correspondientes fotografías de tamaño carné, que incluso tuvieron que ser abonadas por los propios agentes de la Policía Local. Obtenido el DNI, la comitiva de víctima y policías locales acudieron al aeropuerto de San Pablo y contactaron con la compañía aérea con la que se disponía a viajar hacia Pollensa. Con un duplicado del billete, y tras las gestiones de la Policía Local, y acreditado que figuraba en el listado de pasajeros, pudo dirigirse a la zona de embarque y volar a su tierra.

  • 1