Cultura

Los artistas dan el último aliento al flamenco ante la Unesco en una gala especial

Canal Sur estrena el lunes en ‘prime time’ El sol, la sal y el son, un nuevo espacio en el que se aprovechará para apoyarla candidatura de este arte como Patrimonio de la Humanidad.

el 10 nov 2010 / 00:02 h.

Jesús Quintero y Fran Rivera

Los artistas darán el último impulso al flamenco a menos de una semana de que la Unesco se pronuncie acerca de la candidatura de este arte como Patrimonio de la Humanidad.

Esta vez el apoyo al flamenco se realizará a través de un medio de masas como es la televisión, coincidiendo con el estreno del nuevo programa que Jesús Quintero y Fran Rivera dirigirán y presentarán -respectivamente- en Canal Sur.

La cadena grabará hoy miércoles una gala especial con formato de espectáculo en el Teatro Quintero, en la que ofrecerán su apoyo a dicho reconocimiento nombres propios del flamenco como Miguel Poveda, Carmen Linares, Pansequito, Diego Carrasco, Falete, Lebrijano y Pastora Galván, entre otras primeras figuras de este mundo.

El director del nuevo programa, el veterano periodista Jesús Quintero, no tendrá que esperar mucho para ver cumplido su sueño de "poner en antena un espacio flamenco", ya que la gala especial con la que se dará el pistoletazo de salida está programada para el lunes 15 de noviembre a partir de las 22.30 horas, en la franja estelar de prime time.

A partir de ahí, el nuevo espacio -de 75 minutos- se emitirá semanalmente en horario de máxima audiencia los domingos o lunes, dependiendo de los primeros datos que se registren. El programa tendrá un carácter didáctico e incluirá lecciones prácticas y magistrales de baile, cante y guitarra, además de un espectáculo en cada emisión. El espacio espera contar además con diferentes personalidades de la política, la moda o el deporte, entre quienes destacan Paz Vega, Vicky Martín o Laura Sánchez.

Canal Sur, por su parte, insistió durante la presentación de la gala de estreno en que la aparición de este espacio en la parrilla de televisión es ahora "más necesaria que nunca", por la defensa del flamenco como Patrimonio de la Humanidad ante la Unesco.

También manifestó su apoyo al reconocimiento María Ángeles Carrasco, directora de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, institución que participa tanto económicamente como en términos de promoción en la producción de El sol, la sal y el son. Carrasco defendió que el flamenco, todo "un estilo de vida y no sólo un espectáculo", goza de "una excelente salud". "Está más vivo que nunca y queremos conseguir que esté en todos sitios, también en la calle, la escuela o la universidad", enfatizó.

ÍNTIMO Y UNIVERSAL. El flamenco es un sentimiento muy íntimo y personal pero a la vez una expresión capaz de hacer vibrar a gente de todo el mundo, independientemente del país en que hayan nacido, el idioma que hablen o la religión que practiquen. Esta riqueza y autonomía es lo que lo eleva a la categoría de "arte universal", haciéndolo merecedor del reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad pero también como "patrimonio de alma", que es como le gusta llamarlo al nuevo padrino de esta expresión artística en televisión, un medio de masas con el que se tratará de llegar "al mayor número de espectadores".

Para alcanzar su máxima expresión, el flamenco necesita un escenario, un entorno cálido o una "atmósfera cargada de sensaciones", algo para lo que Canal Sur confía "plenamente" en un maestro de ceremonias veterano y "muy hecho a este tipo de ambientes" como es Jesús Quintero, quien se encargará de dirigir el espacio al que él mismo ha dado nombre, El sol, la sal y el son -inicialmente el título incluía una cuarta palabra, el sur-, en referencia a "tres valores que hacen de estandarte de nuestra región" y que "casan muy bien con la esencia y los contenidos de un programa de alta gama", precisaron tanto la cadena como el propio Quintero.

Pero el rostro televisivo del nuevo programa no será el del veterano periodista sino el de otra cara conocida de la prensa, Francisco Rivera, aunque esta vez no por su vinculación al mundo taurino. Si bien no es "experto conocedor" de los entresijos del flamenco, el torero se confesó un "enamorado del baile, el cante y la guitarra", modalidades todas ellas con las que asegura "emocionarse". "Yo no tengo nociones de flamenco, sólo sé emocionarme cuando veo a alguien marcarse una patá por bulerías", dijo sincero.

Rivera acudió sin embargo "sin pensarlo dos veces" a la llamada de Quintero y se ha embarcado "con mucha ilusión" en este reto personal que le permitirá "aprender y disfrutar" del elenco de artistas que pasarán por el Teatro Quintero, plató del espacio. Además, el matador afirmó que "no hay mejor manera de torear que escuchando flamenco", a raíz de lo que bromeó diciendo que espera con ilusión a "que suene ya el taratarí y salga el toro".

  • 1