domingo, 24 marzo 2019
05:03
, última actualización
Local

Los asmáticos estarán entre los grupos de riesgo para la vacunación


>>>Un niño de 11 años, duodécimo fallecido por gripe A en España

el 16 sep 2009 / 07:22 h.

TAGS:

Poco a poco se está aclarando cuáles serán los grupos de riesgo para ser vacunados contra la gripe A: los menores hasta 14 años, embarazadas, sanitarios, profesores y personas con patologías crónicas severas, entre los que se incluirán "probablemente" los asmáticos, según el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos.

El secretario general de Sanidad justificó su inclusión entre los grupos de riesgo para recibir con prioridad la vacuna contra el virus de la gripe A en otoño porque son "pacientes con una patología crónica respiratorias".

En declaraciones a la Cadena COPE recogidas por Europa Press, Olmos explicó que España "está trabajando junto a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Europea (UE) para definir a primeros de octubre los grupos de riesgo" de manera definitiva. En este sentido, el secretario general de Sanidad aclaró que la vacunación "no será obligatoria en términos legales para los profesionales sanitarios", aunque el ministerio lo recomienda porque "son un grupo de población a proteger" especialmente importante.

"Estamos trabajando con las comunidades autónomas para tener listos los mecanismos de atención sanitaria en caso de producirse picos altos de prevalencia de la gripe A", entre ellos "se está planteando la implantación de servicios de atención domiciliaria", aseguró el secretario general de Sanidad. "Son necesarios mecanismos que permitan concienciar a los ciudadanos para que hagan un uso racional de los servicios sanitarios ya que, en general, la gripe A es una enfermedad con síntomas leves que no requiere acudir a los servicios de Urgencias", señaló.

Por otra parte, entre un 25 y un 35% de las personas que contraerán la gripe A lo harán de manera indirecta, simplemente por la suspensión de este virus en el ambiente. Así lo indicó ayer la Federación de Empresas de Calidad Ambiental en Interiores (Fedecai), que recomienda potenciar la calidad ambiental de los inmuebles como medida para reducir de manera importante el riesgo de contagio por este nuevo virus.

La organización señaló que los ambientes cerrados son un foco de infección muy importante, cuya deficiente situación ambiental conviene atajar para reducir el impacto de la pandemia. Para Paulino Pastor, presidente de Fedecai, resulta fundamental tomar las medidas de prevención que desde el Ministerio de Sanidad se recomendaron (higiene personal, protección al estornudar, aislamiento social, etc.), pero también es básica la prevención asociada a los espacios cerrados que, hasta el momento, fue "ignorada en gran parte".

Estas medidas de prevención no deben obviarse, argumenta el experto, puesto que más de la cuarta parte de los contagios se pueden producir sin mantener contacto directo con enfermo alguno, a través de las microgotas -gotas menores de 5 micrones (micrón=una millonésima parte de un metro) con virus- que quedan suspendidas en el aire. La tos y el estornudo generan una gran cantidad de partículas acuosas rellenas de virus de tamaño promedio entre 5 y 10 micrones, pero la rápida evaporación del agua provoca la disminución de su tamaño, generando micropartículas fácilmente inhalables.

Por término medio, estas partículas quedan en suspensión en el aire y pueden transmitirse y mantenerse activas durante horas, hasta que otra persona las respire y se infecte. La Federación elaboró un decálogo de buenas prácticas para minimizar el riesgo de transmisión de enfermedades en los edificios, entre las que figura incrementar la ventilación tanto como sea posible desde un punto de vista técnico y económico.

  • 1