Local

Los astronautas no han hecho nunca el amor en el espacio

Científicos rusos han tenido que salir al paso de los rumores y desmentir que sus cosmonautas hayan practicado sexo en el espacio, además de asegurar que tampoco tienen datos de que lo hayan hecho astronautas de la NASA estadounidense. "Nunca he oído hablar de sexo en órbita.

el 14 sep 2009 / 21:10 h.

TAGS:

Científicos rusos han tenido que salir al paso de los rumores y desmentir que sus cosmonautas hayan practicado sexo en el espacio, además de asegurar que tampoco tienen datos de que lo hayan hecho astronautas de la NASA estadounidense. "Nunca he oído hablar de sexo en órbita. En nuestro país no hubo tales experimentos, y no hay episodios que confirmen que cosmonautas hayan practicado sexo durante alguna expedición espacial", afirmó el subdirector del Instituto de Problemas Médico-Biológicos (IPMB) de la Academia de Ciencias rusa, Valeri Bogomólov.

De esta manera comentaron un artículo publicado en el año 2000 por el diario británico The Guardian que se ha vuelto a poner de actualidad en Rusia, según el cual científicos rusos y norteamericanos habrían establecido en la práctica que la clásica postura del misionero es imposible en condiciones de ingravidez. En particular, según la publicación, en 1996 la NASA habría realizado un estudio especial para establecer cómo es mejor hacer el amor en el espacio, y por medio de simulación por ordenador habría escogido diez de un total de veinte posturas modeladas.

Posteriormente, dos astronautas habrían ensayado esas posturas en condiciones de falta de gravitación terrestre, reconociéndose solo cuatro de ellas como aptas para el sexo orbital, siempre según la publicación, que cita el diario digital ruso Newsru.com. "Desde luego, los cosmonautas son seres de carne y hueso, pero en toda la historia de los vuelos cósmicos este asunto jamás ha creado problemas", apostilló Bogomólov.

Despega 'columbus'.

A todo esto, la NASA lanzó anoche el transbordador Atlantis, desde el Centro Espacial Kennedy (Florida), llevando a bordo el módulo europeo de la estación espacial, el Columbus, que cuenta con un laboratorio. Tras años de diseños e ingeniería, los científicos europeos crearon un laboratorio de unos 7,5 metros de largo por cinco metros de diámetro.

En su interior se realizarán experimentos de alta especialización, la mayoría sobre los efectos de la microgravedad así como los del espacio sobre los fluidos y objetos como los cristales.

  • 1