Local

Los atascos obligan al hospital Macarena a pedir otro parking

el 27 feb 2011 / 07:21 h.

TAGS:

El hospital Virgen Macarena no da abasto con el aluvión de coches que llegan a su aparcamiento. Las colas a las puertas del parking, la hilera de taxis aparcados en su parada y los vehículos en doble fila se convierten en una ratonera para los conductores de la calle San Juan de Ribera y la avenida Doctor Fedriani, que muchas veces quedan limitadas a un solo carril disponible. La dirección del centro hospitalario ha tomado cartas en el asunto ante el colapso de tráfico y ha planteado al Ayuntamiento la construcción de un segundo parking en la zona.

La solicitud, remitida a la Delegación de Urbanismo, plantea la posibilidad de adecuar un aparcamiento subterráneo justo delante del policlínico y que haría forma de ele, con lo que cogería parte de los terrenos que separan el hospital Macarena de la sede del Parlamento de Andalucía. La consulta cursada a Urbanismo se produce porque el espacio está catalogado actualmente como zona verde, aunque "nunca se ha utilizado como tal", según precisó el gerente del hospital Macarena,Joaquín Torres. Por ello, debe ser el Consistorio hispalense el que acceda a esta actuación, que tiene como objetivo "descongestionar la zona y facilitar el acceso de los pacientes". Si finalmente decide dar el visto bueno, la dirección del hospital ya se plantearía otras cuestiones, como la ubicación de los accesos al aparcamiento o el periodo de ejecución de las obras.

El parking subterráneo constaría de tres plantas y más de 300 plazas disponibles, con lo que doblaría la bolsa de aparcamientos con las que cuenta actualmente el recinto hospitalario. Además, no encontraría dificultades para hallar aspirantes para construir el parking, ya que se procedería a la fórmula de una concesión administrativa a una unión temporal de empresas (UTE).

Los atascos y el colapso del actual aparcamiento han sido las razones principales que han conducido a esta petición. Torres precisó que el parking está lleno durante toda la mañana, desde las nueve hasta las tres. En ese tiempo, los pacientes "tienen que guardar colas interminables para poder acceder al parking". "El actual aparcamiento se ha quedado pequeño y el hospital tiene la necesidad de más servicios en un entorno con dificultades para aparcar", indicó el gerente del hospitalMacarena.

No es para menos. Este primer parking, que tiene 330 plazas disponibles, se inauguró el 3 de diciembre de 1996 por la entonces alcaldesa Soledad Becerril y, además, por el mismo motivo que impulsa esta propuesta: los continuos atascos. Aunque al principio sí que surtió efecto y se consiguió descongestionar el tráfico de la zona -dos meses después de su estreno registraba una ocupación diaria de en torno a los 500 coches-, el paso del tiempo ha terminado por colapsar este espacio. Eso ha derivado en que se generen largas colas en los dos accesos al parking que no sólo afectan a la circulación en San Juan de Ribera y Doctor Fedriani, sino también al sentido único en el tramo comprendido entre las calles Doctor Leal Castaño y Doctor Gregorio Marañón. También afecta a la calle Fray Isidoro de Sevilla, que queda prácticamente inutilizada por las colas. A ello se suma la cada vez mayor presencia de la doble fila, que dificulta el paso de autobuses, que deben abandonar el carril bus.
lanzaderas.

Torres señaló igualmente que, de poder ejecutarse las obras, propondría al Ayuntamiento de Sevilla la disposición de autobuses lanzaderas desde el parque del Alamillo. Así, mientras que se ejecutaran las obras, los 5.400 trabajadores del centro hospitalario -y, por ende, los propios pacientes- podrían estacionar en el aparcamiento del parque y desplazarse sin problemas al recinto. La idea, que esbozó el gerente del hospital Macarena, también se ha planteado como alternativa incluso si se pone en funcionamiento el segundo parking. "Tenemos que pensar soluciones imaginativas para facilitar el acceso de los pacientes como sea", concluyó Torres.

  • 1