Local

Los atropellos dejan a cinco niños con graves secuelas al año

Un estudio revela que la tasa de la provincia es de 1,6% fallecidos por cada 100.000 habitantes.

el 26 ene 2012 / 22:01 h.

TAGS:

Jóvenes atravesando una calle.

La provincia sevillana cuenta con una de las tasas más bajas del país respecto a las muertes de niños por atropello. Según un estudio de la Fundación Mapfre presentado ayer en Sevilla y que comprende los años 2005-2009, periodo en el que recoge atropellos graves a 25 pequeños, en la provincia fallecen o sufren graves secuelas por este tipo de accidente el 1,6% cada 100.000 habitantes. Este dato sitúa a la provincia sevillana en la sexta mejor posición del país, cuya media general es del 4,1% por cada cien mil habitantes.

El director general del Instituto de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre, Julio Laria, responsable de presentar el informe, destacó que para mejorar la seguridad de los peatones es necesario "convertir los entornos escolares en zonas muy seguras para los niños". Sin embargo, hay que destacar que el estudio incluye en la misma categoría tanto a los fallecidos como a los heridos graves. Estos últimos, según precisó Laria, son aquellos que tras el atropello han pasado al menos un día ingresados en un centro hospitalario.

En datos globales del país -el informe no especifica por provincias- una medida de 20 niños resultan heridos a diario por un atropello, dato que Laria calificó como una "epidemia". En total, cerca de 68.000 peatones han resultado víctimas de atropellos en España entre 2005 y 2010, últimos años para los que se dispone de información consolidada, una cifra comparable a los habitantes de una población del tamaño de Zamora. La situación es especialmente negativa en el caso de las personas mayores de 65 años y los menores de 14 años.

Ambos colectivos sufren más de la mitad del total de atropellos, que suceden principalmente en la ciudad, a plena luz del día, en horario escolar, y en los meses de abril a junio. Las causas más frecuentes son infracciones, distracciones y velocidad inadecuada por parte de los conductores (60%), e imprudencias cometidas por los peatones, como cruzar por lugares indebidos y poco visibles (40%).

De media, cada semana cuatro menores resultan gravemente heridos en España por un atropello; y cada dos semanas fallece un menor después de ser atropellado. Además, la reducción lograda en el número de víctimas mortales en el caso de los niños es "mucho menor" que la disminución entre los adultos y mayores, según la publicación.

  • 1