Local

Los autobuses de Tussam no regresarán a la Encarnación

Los autobuses de Tussam no volverán a la plaza de la Encarnación, tras el buen funcionamiento de la terminal en Ponce de León.

el 21 nov 2009 / 20:15 h.

TAGS:

La decisión está tomada, aunque todavía tardará en hacerse pública por el Ayuntamiento: los autobuses no volverán a tener su sede en la plaza de la Encarnación. Desde principios de julio la terminal está ubicada en Ponce de León y así se va a quedar, pese a la oposición de los comerciantes. Tussam no tiene planes "a medio o corto plazo" para volver a la Encarnación, según afirmaron fuentes de la empresa.

En principio, los responsables municipales apuntaron que tras la reurbanización del entorno de la conocida como la Encarnita (la zona más próxima a Puente y Pellón), se analizaría si es conveniente o no que el servicio de autobuses vuelva a su antigua terminal a la sombra de los parasoles. Se estudiaría el resultado de la nueva sede en Ponce de León (la segunda con más líneas, 10, tras el Prado), el ritmo de las catas arqueológicas que se realizan en la zona para las próximas líneas del Metro o cómo funcionan las líneas de la plaza de El Duque.

Lo cierto es que los datos avalan el buen funcionamiento de Ponce de León, que acoge 980 autobuses y unos 24.000 usuarios al día, lo que ha reforzado la idea de dejar las cosas como están. Así, los ciudadanos que quieran llegar en autobús hasta la Encarnación o El Duque tendrán que seguir usando la bautizada como Línea Verde de Tussam... y los comerciantes seguirán con sus reivindicaciones, hasta el punto de que han anunciado una campaña en internet "para pedir la vuelta de las paradas de los autobuses de Tussam a la Encarnación".

Lo que sí cambiará antes de las Navidades será la imagen de la Encarnita. Las obras en el entorno de la plaza deberían acabar antes de que empiece la campaña comercial navideña, y la renovación del pavimento de esta zona, además, tampoco invita a que los autobuses vuelvan a tomar un espacio que ahora podrán ganar los peatones. De esta manera, la decisión caerá por su propio peso: costaría mucho más que Tussam vuelva a la plaza cuando el espacio ya es peatonal.

Los trabajos comenzaron con la mejora de la red de agua y ya el granito gris cubre una plaza en la que desaparecerá la diferenciación acera-calzada. Emasesa ha renovado 1.800 metros de tubería, con una inversión de 722.000 euros, y la repavimentación de 10.500 metros cuadrados costará 2,5 millones.

Por su parte, José Luis Cano y Cesáreo Villamarín, portavoces de las asociaciones de vecinos y comerciantes de la zona, respectivamente, afirmaron que no les han informado de la fecha de finalización, que esperan sea "cuanto antes".

El fin de la obra de las ‘setas’ es una incógnita

Falta madera. El proyecto del alemán Jürgen Mayer para la Encarnación está tan enquistado como la crisis. Las empresas alemanas y finlandesas que participan en él tienen problemas de liquidez, así que están reclamando pagos para salvaguardar sus espaldas. Así lo ha reconocido el delegado de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Mientras, Sacyr, la constructora, capea el temporal como puede. 

Eso sí, los plazos vuelven a estar en el aire, augurándose un nuevo retraso. Según el cronograma previsto, las obras de los parasoles debían acabar a principios de 2010, pero las dudas aumentan cada día. Fuentes consultadas de Sacyr ya no se atrevan a confirmar que todo estará listo para esa fecha y Gómez de Celis ya apuntó a que los trabajos podrían terminar a mediados de 2010.

Por ahora, se sigue montando el tronco de la seta más próxima a Puente y Pellón. Debió durar un mes, pero se está alargando. Después se instalará la pasarela de 40 metros de longitud que pasará por encima de Imagen... sin fecha ni calendario. “Se sigue trabajando, esperamos más madera, pero no hay plazos”, apuntan desde Sacyr.

  • 1