Deportes

Los ayudantes de Mel también están en el mercado

Jesús Paredes pacta su rescisión con el Betis y la psicóloga es tentada por el Atlético de Madrid de Gregorio Manzano.

el 18 jun 2011 / 20:19 h.

Patricia Ramírez, la psicóloga del Betis, es pretendida por el Atlético.
La dirección deportiva del Betis anda enfrascada en la construcción de una plantilla sólida para que Pepe Mel trabaje lo más a gusto y convencido posible a partir del 11 de julio, pero el proyecto no sólo comprende los hombres que actúan dentro del rectángulo de juego. Fuera, al lado del entrenador, hay otros puestos importantes y ciertamente se puede decir que también existe el mercado de fichajes y traspasos en el pequeño universo de los ayudantes. Fichaje, por ejemplo, es David Gómez, que será anunciado muy pronto como nuevo preparador físico después de varias campañas ocupándose de la recuperación de los lesionados, una vez que su predecesor, Jesús Paredes, llegó el viernes a un acuerdo con la entidad para la rescisión de su contrato. Y un potencial traspaso, en segundo lugar, es el de la psicóloga, Patricia Ramírez, que está siendo tentada por el Atlético de Madrid de Gregorio Manzano.

El relevo en la preparación física se venía cociendo desde antes incluso de que concluyese la temporada del ascenso, pero para rematarlo quedaba el nada liviano paso de anular la renovación del contrato que Paredes había acordado con la directiva de Luis Oliver. La situación se desbloqueó el viernes gracias en gran parte de la predisposición del exayudante de Luis Aragonés, que aceptó la propuesta que le plantearon dos de los tres administradores concursales, Antonio Jesús González y Francisco Tato, y se va del Betis con un finiquito de 30.000 euros. Paredes tenía la posibilidad de ir a los tribunales para reclamar una compensación más acorde con la cantidad que pactó a mediados de temporada con el antiguo consejo de administración, pero optó por resolver el problema por la vía rápida y amistosa. Lo de amistosa es un decir, ya que los administradores le advirtieron que su contrato podía ser considerado abusivo y lesivo para la entidad y que por tanto corría el peligro de que se lo rescindieran sin contraprestación alguna a cambio.

Aunque la cuestión económica está zanjada, Paredes se marcha del Betis muy descontento con el trato que ha recibido. Le da la impresión de que su trabajo no ha sido valorado como se merecía, sobre todo después de comprobar el magnífico estado de forma en que llegó el equipo a la recta final del campeonato, y ya en particular se queda con que el viernes ni siquiera tuvieron a bien reunirse con él los dos hombres fuertes del club en este momento, Rafael Gordillo y José Antonio Bosch. En definitiva, Paredes abandona el Betis sin que nadie le haya dicho los motivos exactos por los que no cuentan ya más con él.

El preparador físico puede no ser la única baja del cuerpo técnico encabezado por Pepe Mel y Roberto Ríos, cuya continuidad es la única que nunca ha sido dudosa. La gran revelación de la temporada, la psicóloga, también está en el mercado, o al menos así lo entiende Gregorio Manzano, que ha solicitado al Atlético de Madrid que contrate sus servicios. Patricia Ramírez ya trabajó con el técnico jiennense durante cinco años en el Mallorca y ahora vuelve a ser llamada por él, aunque su primera intención es continuar en el Betis, que por cierto debe renovar esa vinculación laboral porque finaliza el día 30, igual que la de todos los técnicos. "Soy una persona muy leal y el proyecto del Betis ha salido muy bien. Estoy agradecida, pero lo que tenga que ser, será", dijo ayer Patricia a los compañeros del diario Marca, que adelantaron la noticia.

  • 1