Economía

Los banca acreedora da un voto de confianza para que Colonial siga viva

En un desesperado intento de calmar a los mercados tras la ruptura con el fondo dubaití, Colonial aseguró ayer que contaba con el respaldo de los bancos acreedores de la compañía. (Foto: José Manuel Cabello).

el 15 sep 2009 / 02:08 h.

En un desesperado intento de calmar a los mercados tras la ruptura con el fondo dubaití, Colonial aseguró ayer que contaba, "y por escrito", con el respaldo de los bancos acreedores de la compañía, y que ésta continuaría, pues, con su plan de negocio. Un respiro.

Los bancos acreedores de Inmobiliaria Colonial han reiterado por escrito su respaldo a la línea estratégica de esta compañía y a su plan de negocio, tras suspenderse la compra por parte del fondo soberano de Dubai (ICD), mientras que el grupo español afirmó ayer que continuará adelante con su plan de negocio.

En un comunicado, Colonial, que tiene al empresario sevillano Luis Portillo como su principal accionista, confirmó también su intención de vender hasta el 33% de la inmobiliaria francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL), operación que se había diferido por la oferta de ICD, "lo que reportará, además de liquidez, importantes ventajas fiscales".

En su nota, la inmobiliaria recuerda que cuenta con un crédito sindicado de 6.400 millones de euros con las entidades financieras extranjeras Goldman Sachs, Eurohypo, Calyon y Royal Bank of Scotland e indica que el calendario futuro de amortizaciones "es perfectamente realizable según las previsiones acordadas". Así, y según especifica, el primer vencimiento es a finales de 2008 por un importe de 195 millones de euros.

El grupo explica, asimismo, que tras finalizar sin acuerdo las negociaciones entre los accionistas mayoritarios con Investment Corporation of Dubai, las entidades acreedoras "han reiterado por escrito" su respaldo a la línea estratégica de la compañía.

Señala el apoyo de las mismas a su plan de negocio, que temporalmente había quedado aplazado mientras se mantenían las negociaciones entre los principales accionistas e ICD, y que cuenta con diferentes áreas: la patrimonial, la dedicada a centros comerciales y de negocios y, por último, la de desarrollo urbanístico, área en la que también se incluye la promoción inmobiliaria.

Colonial afirma que estas entidades siempre han estado al corriente del plan estratégico y que su confianza ha sido el factor más considerado "para la decisión de apostar, como mejor garantía, por mantener su actividad".

El consejero delegado de Colonial, Mariano Miguel, asegura en la nota que "si bien era deseable una mayor estabilidad accionarial de Colonial, a la que el consejo de administración ha contribuido en la medida de sus posibilidades, lo más importante para todos es mantener su actividad y el desarrollo de todo el potencial de sus diferentes áreas de negocio".

El motivo. Este comunicado de Colonial se produce tras el batacazo bursátil que sufrió el pasado jueves, después de que el citado fondo dubaití anunciara que se habían roto las negociaciones con los bancos para que éstos dieran el visto bueno a la compra del negocio patrimonial de la inmobiliaria.

Así, en una sola sesión la compañía perdió una cuarta parte de su valor, hasta 0,78 euros por cada acción. Hasta mañana no se conocerá cómo reacciona el mercado, dado que hoy es festivo bursátil.

  • 1