Economía

Los bancos embargarán a Portillo y tomarán Colonial

La banca acreedora negocia agrupar todas las acciones de Inmobiliaria Colonial que sean pignoradas (entregadas como garantía de créditos) con lo que pasarían a ser el primer accionista del grupo. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 02:51 h.

La banca acreedora negocia agrupar todas las acciones de Inmobiliaria Colonial que sean pignoradas (entregadas como garantía de créditos) con lo que pasarían a ser el primer accionista del grupo, según explicaron a Efe fuentes financieras conocedoras de los contactos entre bancos y accionistas. El sevillano Luis Portillo, como si no existiera.

Así, el Banco Popular y La Caixa podrían tomar una participación cercana al 15% del capital de Colonial si, tal y como se está negociando, ejecutan la deuda que el principal accionista de la inmobiliaria, el sevillano Luis Portillo, tiene contraída con las dos entidades y que está ligada a parte de sus acciones.

A este proceso que pilotan La Caixa y el Popular la intención es sumar nuevas entidades para conseguir un paquete suficiente que permita cambiar el equipo gestor de la compañía.

Entre el grupo Nozar (11,1%) y Portillo (35,4%) tienen pignoradas el 46,5% de Colonial, paquete que la banca acreedora está negociando agrupar para dar un giro a la gestión y relevar los órganos de gobierno de Colonial, ahora que sus principales accionistas no pueden retornar los créditos y el valor ha bajado tanto que ya no sirve como garantía para los préstamos.

La intención de la banca acreedora, según estas mismas fuentes financieras, es agrupar la mayor participación posible en una misma sociedad que serviría de "vehículo instrumental" que permita la continuidad de la compañía. Es una incógnita si la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) obligará a la banca acreedora a lanzar una opa si supera el 30% del capital, algo más que probable en este momento.

La Ley de OPAS permite que no haya que lanzar una oferta global en aquellos casos en que la voluntad de los actores no resida en tomar el control sino en posibilitar la continuidad de la compañía y evitar la quiebra. Esta excepción ya se ha aplicado en la toma de control de Afirma por parte de Rayet, que ha superado el 30% del capital en la inmobiliaria, lo que ha evitado la quiebra de la antigua Astroc.

De esta forma, los bancos acreedores se sumarían al accionariado de la inmobiliaria, del que también forman parte el promotor Aurelio González (con el 5,2%), la sociedad Global Cartera de Valores, liderada por el empresario Domingo Díaz de Mera (5,9%), y Alicia Koplowitz (9%), que pasarían a ser socios minoritarios.

Mientras, el empresario sevillano Luis Portillo ya no existiría para Colonial, al quedarse prácticamente sin nada en el grupo inmobiliario.

  • 1