Economía

Los bancos esquivan la crisis y ganan el 10% más hasta marzo

No entiende de crisis ni de desaceleración. La banca española consiguió sortear la difícil coyuntura durante el primer trimestre del año al conseguir unas ganancias de 5.153 millones, el 10% más que en el mismo periodo de 2007. La patronal AEB aseguró que la morosidad continúa en "mínimos históricos".

el 15 sep 2009 / 06:17 h.

No entiende de crisis ni de desaceleración. La banca española consiguió sortear la difícil coyuntura durante el primer trimestre del año al conseguir unas ganancias de 5.153 millones, el 10% más que en el mismo periodo de 2007. La patronal AEB aseguró que la morosidad continúa en "mínimos históricos".

Los grupos bancarios que operan en España ganaron 5.153 millones de euros en el primer trimestre del año, un 10% más que en el mismo periodo de 2007, a pesar de la desaceleración económica, que empieza a notarse en un incremento de la morosidad y en un menor crecimiento del crédito.

Según informó el secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), Pedro Pablo Villasante, los beneficios de los bancos españoles fueron de "una gran calidad" puesto que procedieron de la actividad comercial ordinaria, pese a las dificultades "crecientes" del entorno económico y financiero.

Los créditos a la clientela aumentaron un 8,8%, hasta 1,16 billones de euros, aunque la calidad de los mismos empeoró, ya que la morosidad se situó en el 1,20%, un "fuerte incremento" comparado con el 0,91% de un año antes, pese a lo cual la mora sigue cerca de los "mínimos históricos" de los últimos años y muy lejos de los ratios de otros países de nuestro entorno.

La banca española también está en una posición mucho mejor que la de otros países en cuanto a cobertura para posibles insolvencias, pese a que el incremento de la mora ha hecho bajar estas reservas, que a cierre de marzo estaban en el 197%, aunque aún están altas, ya que casi duplican el saldo de activos dudosos, explicó.

Asimismo, destacó la "equilibrada" posición financiera de la banca española, ya que entre enero y marzo sólo el 2,5% del crédito a la clientela estaba financiado por fondos procedentes de los mercados interbancarios, explicó Villasante.

En cualquier caso, insistió en que el restablecimiento de la confianza de los inversores y la vuelta a la normalidad de los mercados de capitales, que han estado cerrados durante meses, son indispensables para que la banca española pueda seguir atendiendo eficazmente las necesidades de financiación de la economía española.

Por otra parte, los depósitos de la clientela crecieron en este periodo a un ritmo todavía más suave que los créditos, del 6,5%, hasta alcanzar los 757.054 millones de euros. Lejos del modelo de "banca en la sombra" que ha proliferado en los últimos tiempos ajeno a la supervisión y con una financiación a corto plazo, la banca española ha seguido desarrollando su actividad de forma transparente y con los requerimientos de capital necesarios, todo ello gracias a su modelo de negocio "sólido, diferenciado y rentable" de banca minorista orientada al cliente.

El secretario general de la AEB se felicitó, asimismo, por la calidad de los resultados y dijo que una prueba de ello son los avances de dos dígitos registrados por todos los márgenes de la cuenta, encabezados por el de intermediación, que se situó en 8.628 millones de euros tras crecer el 16,6%, pese a la caída del 7,5% de las comisiones debido a la "adversa evolución de los mercados de capitales".

Los gastos de explotación crecieron en este primer trimestre el 8,5%, menos que los activos gestionados, que lo hicieron el 15,5%, lo que se tradujo en una nueva mejora del ratio de eficiencia -porcentaje de ingresos que consumen los gastos-, que se situó en el 37,6% frente al 39,9% de un año antes.

Esto condujo, además, a un margen de explotación -el que mejor mide la evolución del negocio típico bancario- de 9.365 millones, el 17,2% más, pese a las pérdidas por deterioro de activos, que se situaron en 2.1902 millones tras crecer el 56%.

  • 1