domingo, 17 febrero 2019
20:39
, última actualización
Local

Los bandazos del trío opositor en Écija

El PA, el PSEI y el PP rechazan un crédito igual al aceptado en 2008

el 26 jun 2010 / 18:09 h.

TAGS:

Los ediles del PA, el PP y el PSEI rechazaron con sus 11 votos la firma de un crédito de 1.750.000 euros para pagar a 80 proveedores locales. Se trataba, como no ha dejado de repetir el Gobierno local (PSOE), de "trasladar a los bancos la deuda con proveedores, y dar dinero y aire a las empresas ecijanas para que paguen a sus trabajadores". Sólo IU votó a favor de la medida.


No siempre ha sido así. Una operación de crédito de 1.250.000 euros -la primera del presente mandato- fue apoyada el 19 de diciembre de 2008 por el PSEI, mientras que el PA y el PP se abstuvieron para "permitir" que se aprobase.


El objetivo del crédito refrendado en 2008 era el mismo que el del rechazado en 2010: pagar a proveedores municipales cambiando el titular de la deuda. Lo reconocía Manuel Castilla Villasanta, el portavoz municipal del PSEI (el grupo más crítico con estas operaciones bancarias), al decir hace año y medio que "los proveedores no tienen la culpa de la mala gestión municipal y es necesario sacarlos de esta situación de crisis".


Ese argumento ya no parece valer, porque Castilla ha cambiado el sí por el no y el PA y el PP han pasado de abstenerse a votar en contra. Y eso pese a que el destino del dinero es igual. La única diferencia entre las dos operaciones es que la que PA, PP y PSEI "dejaron pasar" hace año y medio era una operación en la que ellos también cobraban, porque una parte del préstamo (en concreto casi 125.000 euros, el 10% del crédito) se destinó a pagar dinero atrasado a los grupos políticos de sus asignaciones mensuales.


Tampoco es que los tres partidos mostraran preocupación por las empresas proveedoras del Ayuntamiento. Todos ellos rechazaron este mandato renovar una operación de préstamo por 300.000 euros que se presentó como necesaria para pagar a los proveedores, con la salvedad de que no significó ingresar dinero en caja sino aplazar por un año el pago de un crédito anterior y disponer de efectivo para los atrasos. El rechazo provocó nuevos retrasos en el pago.


Con matices, PA, PP y PSEI sólo han apoyado pedir un crédito bancario que les garantizaba cobrar atrasos en sus asignaciones. Y no parece convencerles que la prioridad de gasto del Ayuntamiento sea pagar a sus proveedores.


Sólo en diciembre de 2008, el PSEI se saltó su argumento de "no recurrir a los bancos sino a los ingresos propios del Ayuntamiento". El PP no puso reparos en "dejar pasar" la operación, aunque esta semana ha acusado al PSOE de "engañar a la oposición" por asegurar que se pagaría "a proveedores que después no han cobrado", según su portavoz, Ricardo Gil-Toresano. Sólo el PA trata de justificar su cambio rechazando que el crédito pudiera solucionar todas las deudas. "Es un parche", sostiene Fernando Reina (PA).


Esta operación, la segunda pedida en el mandato, se lleva a cabo "para trasladar la deuda que el Ayuntamiento tiene con proveedores al banco", según el equipo de gobierno socialista. La cantidad, algo más de 1,7 millones, se antoja mínima si se compara con los casi 10 millones de deuda acumulada con proveedores municipales.

  • 1