Local

Los 'barones' socialistas hacen suyas las reformas de Zapatero

el 22 ene 2011 / 11:38 h.

TAGS:

Los líderes autonómicos del PSOE expresaron ayer su apoyo a las reformas económicas del Gobierno, aunque también mostraron su preocupación por el impacto de estas medidas a cuatro meses de las elecciones municipales y autonómicas.

En la calle Ferraz, sede nacional de los socialistas, el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero; el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba; y el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, respondieron a las muchas preocupaciones y dudas que los barones tienen sobre la reforma de las pensiones, el futuro de las cajas de ahorro o la negociación colectiva.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, que actuó como portavoz de la reunión, lo resumió así: "No podemos ocultar que hay preocupación sobre las reformas y sobre el sistema de pensiones pero también ha quedado claro que hay que explicarlo mucho y transmitir a los ciudadanos que nuestra pretensión es garantizar el sistema público de pensiones".

No obstante, Griñán destacó el apoyo de todo el PSOE a las reformas emprendidas por el Gobierno -pensiones y negociación colectiva, reforma de las cajas de ahorro y austeridad presupuestaria-, incluso sin acuerdo con los agentes sociales. El presidente andaluz hizo hincapié en defender que todas las reformas pretenden, en primer lugar, hacer que la economía sea más sana y competitiva y genere empleo más estable y, en segundo, garantizar el sistema público de protección social: educación, sanidad, dependencia y pensiones.

Según varios asistentes a la reunión consultados por Europa Press, en su intervención inicial Zapatero efectuó un análisis general de la situación económica para, a continuación, pasar al detalle de las reformas.

En el caso de las pensiones, el presidente amparó que es necesaria de cara a los inversores que se quieren comprar deuda española a largo plazo. Y en cuanto a la negociación colectiva subrayó que lleva 30 años prácticamente intacta y apuntó a los convenios provinciales y a la retroactividad de los convenios como aspectos que más limitan la flexibilidad.

Sobre este asunto, los barones reclamaron que se refuerce el papel de los sindicatos, que se deje claro que los convenios colectivos son el instrumento fundamental para fijar los salarios y que los agentes socialistas tienen un papel fundamental de representación de los trabajadores.

Y es que los líderes socialistas ven hoy "posible" un consenso con sindicatos y empresarios. El portavoz de los barones se mostró esperanzado con el acuerdo ya que desde hace unas tres semanas "el clima ha cambiado radicalmente" y "se está entrando en materias muy importantes, con un elevadísimo nivel de diálogo". De este modo, Griñán aseguró que, "con mayor o menor dificultad", se puede avanzar sobre todas las cuestiones y "es posible un acuerdo en todas ellas".

Otra de las reformas que más debate suscitó fue las cajas de ahorro. Varios dirigentes autonómicos abordaron la situación de las cajas -entre ellos el propio Griñán, el extremeño Guillermo Fernández Vara y el valenciano Jorge Alarte- para apoyar la reestructuración pero, además, para recalcar que no todas las cajas están en la misma situación y que es bueno que los ciudadanos sepan quién las gestiona y de qué manera.

La principal preocupación de los socialistas es preservar la obra social de sus respectivas cajas de ahorro. En este punto Zapatero reconoció que el Ejecutivo se plantea recurrir al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para recapitalizar las cajas, pero que éste sólo intervendría en aquellas entidades que no puedan acceder al mercado para obtener capital.También el futuro del sistema autonómico protagonizó más de un debate.

El presidente del Gobierno ironizó sobre el hecho de que el PP pretenda dar lecciones de austeridad autonómica cuando gobierna la comunidad autónoma (la valenciana) y el ayuntamiento (Madrid) más endeudados de España. Eso sí, Zapatero se mostró de acuerdo en que se puede mejorar el modelo. Asimismo Griñán arremetió contra el PP por dedicarse a "pedir elecciones anticipadas" en la Convención de Sevilla.

  • 1