Local

Los barrios despiden a Sus Majestades hasta el año que viene

Las 24 cabalgatas de los distritos dijeron adiós a 72 Reyes Magos y repartieron más ilusión. Vea todas las fotos.

el 06 ene 2010 / 18:54 h.

César Cadaval interpretó a Baltasar.

Con legañas de sueño y la ilusión intacta aún después de haber despejado las dudas sobre los regalos concedidos por los Magos de Oriente. Los barrios, sus 24 cabalgatas y sus más de 70 Reyes tienen el papel todos los años de decir adiós a los Reyes en la mañana del 6 de enero, cuando Sus Majestades vuelven a Oriente dejando a su paso más y más kilos de caramelos y regalos.

Entre gritos de "¡Torero!" o "¡Tú sí que vales!" Triana recibió ayer a los tres Reyes Magos, encarnados por José María Manzanares, Antonio Dechent y César Cadaval. Los centenares de beduinos y los pajes lograron hacer botar a las miles de personas que se acompañaron al cortejo por las calles de Triana, muchos de ellos estrenando juguetes y luciendo sus nuevos regalos. Las carrozas de Astérix y Obélix, del circo o de Blancanieves y los siete enanitos repartieron miles de caramelos, pelotas, juguetes e incluso DVD de películas que repartió Gaspar. Tras la alegre comitiva, los equipos de Lipasam recogieron los restos de una fiesta, una actuación que no evitó que el nuevo carril bici acabara convertido en un río de caramelos aplastados.

La misma estampa que da como resultado la suela de los zapatos dejando restos de caramelos para una semana se vio en el Polígono de San Pablo. Allí los gritos de los pequeños y no tan pequeños fueron para un futbolista y un actor. Fazio, del Sevilla, y Paco Tous, un Baltasar que botó cuando los presentes lo reclamaron y que no dudó en confirmar en un medio susurro, que a las 11.00 horas en la avenida Pedro Romero se convirtió en una declaración en alta voz, que se le caían "los pantalones". Antes, cuatro bandas, los beduinos ¬-uno de estos grupos sólo compuesto por mujeres- y Sandra, una Blancanieves que chillaba a su amiga del cole, Marina, que recogía caramelos de un salto, se encargaron de animar al barrio para que se echara a la calle.

Como pasó en Sevilla Este y Alcosa, donde los niños, muchos, ya más entrado el mediodía, miraban cielo temerosos de no poder disfrutar de sus nuevos patines y bicicletas. En la avenida de China la carroza de Blancanieves tenía como protagonista a la bruja del cuento, Gaspar bebía de una botella cubierta por papel de plata y los acompañantes de Baltasar casi chocan al respetable público.

Las cabalgatas llegaron también al Polígono Sur, donde cientos de personas acudieron a ver las carrozas del Ateneo durante la mañana de ayer y a la Macarena, aunque en este barrio salió con algo de retraso y a un ritmo lento (a las 10.30 de la mañana apenas había recorrido cien metros desde su salida en San Gil). Un matrimonio británico estuvo más de 20 minutos detenido con su coche a la espera de que la comitiva cambiara de vía. En cuanto pudo huyó. Eso sí, previa foto. En su país tendrán que esperar menos para ver a Papá Noel. Aquí, otro año para volver a la noche de Reyes.


Vea aquí todas las fotos:

- Cabalgata de Triana

- Cabalgata de San Pablo

- Cabalgata del Cerro del Águila

- Cabalgata de Polígono Sur

  • 1