Local

Los barrios viejos de San José se rejuvenecen con la segunda estación de La Rinconada

Las obras de la segunda estación de La Rinconada cambiarán la cara de la barriada de Las Golondrinas. En paralelo a estos trabajos, el Ayuntamiento de La Rinconada acomete una renovación de las calles próximas al apeadero, a las que está dotando de nuevos equipamientos.

el 16 sep 2009 / 07:27 h.

TAGS:

Las obras de la segunda estación de La Rinconada cambiarán la cara de la barriada de Las Golondrinas. En paralelo a estos trabajos, el Ayuntamiento de La Rinconada acomete una renovación de las calles próximas al apeadero, a las que está dotando de nuevos equipamientos.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) comenzó con la construcción del segundo apeadero, que cuenta con una inversión de 2,8 millones de euros, hace un mes. Según las previsiones, la estación, que se sitúa en la parte vieja de San José, estará en servicio en 10 meses. El alcalde de La Rinconada, Javier Fernández (PSOE), aseguró ayer que la nueva infraestructura "no sólo potenciará el uso de un transporte público clave para el municipio y su área de expansión, sino que a su vez permitirá regenerar una de las barriadas más antiguas".

Partiendo de esta filosofía, el Ayuntamiento de La Rinconada está reformando las calles próximas a la futura estación. Se trata de una remodelación integral para regenerar las partes envejecidas e integrarlas en la nueva trama urbana "equiparando el nivel de espacios, infraestructuras y servicios al de las barriadas que surgen con el crecimiento urbanístico", según expuso.

Estas intervenciones se desarrollaron ya en el entorno de la calle Cultura y en la barriada Santa Cruz. Es el turno ahora de Portugalete o Las Golondrinas, los nombres populares con los que se conoce a esta urbanización próxima a las vías del tren y a las que une en la parte trasera la calle Santiago. La superficie acometida llega a 10.743 metros cuadrados, en los que se incluyen las calles Los Cisnes, Las Golondrinas, la trasera a Santiago, Fernández de Córdoba y el final de Bécquer.

La reforma costará 895.000 euros y finalizará antes de las fiestas navideñas. El concejal de Urbanismo, Cristóbal Blázquez, declaró que "estas obras darán un impulso definitivo a un espacio históricamente degradado".

La actuación incluye la creación de una vía principal que unirá el nuevo apeadero con el paseo del Almonazar, que tendrá conexión con el carril bici y aparcamientos. También se levantará una pantalla antisonora contra los ruidos generados por el tren. La reforma incluye igualmente una plaza al final de la calle Murillo, que unirá Las Gaviotas con Los Cisnes, y una rotonda.

  • 1