martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Los bomberos no participarán en desahucios que se hagan en la capital

El sindicato reivindica que su papel no es de echar a la gente de sus casas y se abre a participar en apoyo a los afectados

el 16 jul 2014 / 23:30 h.

TAGS:

Siempre se han mostrado reacios a ser copartícipes de los desahucios, aunque el rechazo no había sido tan claro y notorio. Los bomberos de Sevilla, representados por su sindicato (SPB), se dieron cita ayer a las puertas del Ayuntamiento para acompañar a una veintena de miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en Sevilla (PAH), a los que trasladaron que el Cuerpo no colaborará en ningún alzamiento en la capital hispalense. Así, se suman al movimiento iniciado hace más de un año, cuando bomberos de Galicia, Madrid, Cataluña, Murcia, Comunidad Valenciana y La Rioja se rebelaron ante el anuncio de desalojo de una mujer octogenaria en La Coruña, Aurelia Rey, que despertó un revuelo social y muchas conciencias. Este alzamiento fue paralizado in extremis y con la negativa, entre otros, de bomberos de A Coruña. Imagen _ML_8077 El Sindicato Profesional de Bomberos de Sevilla (SPB) reaccionó con una muestra de rechazo a los expedientes que se llegaron a abrir a los bomberos coruñeses y delimitó claramente sus competencias: «Sólo abrimos una puerta de una vivienda porque exista un peligro cierto contra la integridad de las personas o los bienes, pero nunca para rescatar un banco», indicaba el manifiesto. A colación, el sindicato se ofreció para apoyar «legal y económicamente» a aquellos compañeros que decidan no actuar en casos de desahucio. Tan claro era su posicionamiento que un mes, una representación sindical mostró su respaldo a las acciones llevadas a cabo por las familias de la Corrala Utopía, cuando aún ocupaban el bloque de viviendas propiedad de Ibercaja. Esa línea de acción, que se resumió en el eslogan Los bomberos recatan personas no bancos, se ratificó en el acto celebrado ayer en Plaza Nueva. El responsable del SPB en elAyuntamiento, Juan Carlos Bernabé, manifestó que el colectivo está «abiertamente en contra» de los desahucios y se desligan de cualquier actuación de este tipo «como servidores públicos». El compromiso de no actuación viene avalado por un dictamen aprobado en asamblea por un sindicato «que representa al 90% de los bomberos». El sindicato aprobó la medida de forma unánime e incluyó promovió la creación de una bolsa de resistencia en caso de que algún compañero fuera sancionado si se negaba a intervenir en un proceso de desalojo. No obstante, además de esta negativa, el sindicato se mostró proactivo ante los movimientos sociales originados ante la ola de desalojos. «Les apoyamos en sus reivindicaciones y podrán encontrar al sindicato cuando lo necesiten», reivindicó Juan Carlos Bernabé. Prueba de ello fue su presencia en la concentración que, por espacio aproximado de diez minutos, tuvo a las puertas del Ayuntamiento de Sevilla. El gesto, como no, fue bien recibido por la portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en Sevilla,Isabel Fernández, que valoró el hecho de que los bomberos están «dando la cara en todos los sentidos» por las personas que se ven en el riesgo real de perder su vivienda. A su vez, valoró el hecho de que circunscriba su labor a la de ser «verdaderos servidores públicos». Este posicionamiento, en cambio, no se ha obtenido en otras instituciones, como la Policía Local o la Nacional, que son ejecutores de los procesos de desahucio. «Como colectivo no se posicionan, pero individualmente si se dirigen, incluso a escondidas, para informarse de la plataforma y la labor que realizamos», afirma Fernández, que considera que ese acercamiento se produce, sobre todo, porque, en tiempos de crisis, «todo el mundo conoce a un familiar o un amigo que corre el riesgo de poder perder su vivienda a manos de las entidades bancarias».  OTOÑO CALIENTE. De hecho, pese a los síntomas de recuperación económica promulgados por el Gobierno central, por parte de la plataforma advierten de que eso no ha tenido su traslación a los ciudadanos. Es más, Fernández, advierte de que se prevé un otoño «malo, porque en septiembre hay muchas subastas de vivienda», lo que se traduce, a la práctica en más desahucios. Los últimos datos atestiguan un descenso, pero moderado. En el primer trimestre del presente año fueron 284 familias sevillanas las que perdieron su casa, lo que equivalía a una bajada interanual del 9,6 por ciento. El motivo del desalojo, según las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), ofrecían que 123 casos eran por motivo hipotecario, un 25,5 por ciento más, mientras que 129 lanzamientos eran en viviendas en régimen de alquiler, lo que suponía un ascenso del 29,9 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, sí que se detectaba una evolución negativa en las ejecuciones hipotecarias. Cerca de un millar –en concreto, lo que supone un crecimiento del 1,6 por ciento, según las series estadísticas del CGPJ. Unos datos que pueden derivar, como ya advierte la plataforma, en más alzamientos a lo largo del año.

  • 1