jueves, 13 diciembre 2018
10:29
, última actualización
Deportes

"Los canteranos nos miramos en el espejo de Nono o Vadillo"

El lateral diestro del conjunto heliopolitano emite un mensaje para la esperanza, elogia a Juan Merino y asume su cuota de poder en el vestuario.

el 14 sep 2014 / 16:55 h.

Carcelen Isaac Carcelén posa en la Ciudad Deportiva Luis del Sol con el Benito Villamarín al fondo. / Bernardo Ruiz. Isaac Carcelén Valencia (El Puerto de Santa María, 23 de abril de 1993) es uno de los referentes del Real Betis B de Juan Merino. El lateral diestro afronta su cuarta campaña consecutiva en el filial heliopolitano con el propósito de conquistar la permanencia en el grupo IV de Segunda División B, un torneo en el que se estrenó con 18 años gracias a la confianza de Risto Vidakovic, que propició su bautizo en un derbi ante el Sevilla Atlético. El excanterano del histórico Safa San Luis, un club en el que se criaron Joaquín o Pinto, aterrizó en La Palmera con 15 primaveras, una edad en la que convenció a Gustavo Sánchez, su primer técnico en el Andaluza Cadete. —Desde el ascenso del filial, usted ha sido uno de los referentes del vestuario. ¿Pesa el liderazgo? —Sentirse importante dentro de un vestuario siempre alegra. Es algo que me hace sentir bien. —Usted ha crecido siempre en la sombra... —Sí. Desde que empecé en las categorías inferiores del club he querido ir paso a paso. Risto Vidakovic fue el primero en darme una oportunidad y nunca he cambiado mi forma de trabajar. La confianza que me dio Óscar Cano el año pasado me ha servido mucho para mejorar y crecer. —¿Hubo opciones de que fichara por el Alcoyano? —No. En ningún momento me llamó Óscar Cano para irme con él y, además, yo tenía clarísimo desde el principio que quería seguir en el Betis. —Una plantilla demasiado joven e inexperta, ¿no? —Hay muchos jugadores que nunca han jugado en Segunda División B, pero estamos en el camino. Ante el Cádiz y el Real Jaén pudimos hacerlo mucho mejor, pero al final reaccionamos cuando nos marcaron. Ahí estuvo el problema. No nos metimos en el partido hasta que ellos no se pusieron por delante, pero a partir de entonces tuvimos ocasiones para sacar algo positivo. En Cádiz merecimos marcar en varias ocasiones y ante el Real Jaén Juanma tuvo una clarísima con 0-2 en el marcador que nos podría haber metido en el partido. —¿Están el camino correcto hacia la madurez competitiva? —Sí. Dentro del vestuario tenemos claro que ya estamos preparados para competir con garantías. —El objetivo del filial es la permanencia, ¿posibles rivales? —Aún es pronto para saberlo porque sólo llevamos tres jornadas. —¿Han notado el cansancio por la alta carga de trabajo durante la pretemporada? —El equipo físicamente está bien. Estamos en un buen momento. —¿Quién es su referente en la primera plantilla? —Desde siempre me he fijado mucho en Nono, Vadillo y Álex Martínez por cómo han trabajado desde abajo para llegar hasta arriba. —Y usted, ¿cómo se definiría? —Como un jugador humilde y trabajador que siempre ha tenido los pies en el suelo. —¿Quién es más exigente, Óscar Cano o Juan Merino? —Los dos son muy diferentes, pero ambos me gustan muchísimo. Cada uno tiene su forma de exigir. —¿Algún jugador que se haya marchado y que el grupo añore? —Kevin Lacruz. —Descender a Tercera División sería... —Un palo grandísimo. Sobre todo después de todo lo que costó subir la pasada temporada. —¿Recuerda cómo celebró el 4-1 ante el Orihuela? —Sí, perfectamente. Cuando marcamos me fui corriendo en busca de Ismael. Cuando nos abrazamos nos pusimos a llorar como dos niños chicos. —¿Quiénes son sus principales apoyos en la vida? —Mi familia y mi novia. —Si pudiera corregir alguna decisión deportiva... —No cambiaría nada. No me arrepiento de nada de lo que he hecho durante mi carrera. Venir aquí fue un paso importantísimo en mi vida y ahora me alegro mucho de haber tomado esa postura. —Hablemos del presente. La Roda... —Hay que puntuar. Lejos de nuestra casa tenemos que hacernos fuertes para sacar algo positivo ante equipos con aspiraciones similares a las nuestras. —El Betis B carece de... —Experiencia. —Y hay superávit de... —Talento. Este equipo tiene una calidad inmensa.

  • 1