domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Economía

Los carburantes se encarecen en febrero y recortan el IPC negativo

Los precios subieron un 0,3% en Andalucía por la gasolina, pero mantienen una tasa anual del -1,1%.

el 12 mar 2015 / 21:46 h.

TAGS:

LOS PRECIOS DE LOS CARBURANTES EN ESPAÑA SE SITÚAN EN MÁXIMOS HISTÓRICOS Si han pasado por la gasolinera, ya lo habrán notado en el bolsillo. En febrero se encarecieron los carburantes –y marzo sigue la misma tendencia–. Lo hicieron un 2,3 por ciento en comparación con enero, convirtiéndose el transporte en el capítulo más inflacionista del mes pasado, a distancia del 0,6 por ciento que subieron las bebidas alcohólicas y el tabaco, el 0,5 por ciento que aumentó el apartado ocio y el 0,3 por ciento que crecieron los precios tanto de alimentos y bebidas sin alcohol como de los sectores relacionados con el turismo (hoteles, cafés y restaurantes). Estos comportamientos se tradujeron en una subida del Índice de Precios de Consumo (IPC) de tres décimas en febrero en Andalucía, que, sin embargo, resultó insuficiente para sacar al IPC del signo negativo, al encadenar su noveno mes con color rojo de caída de precios (-1,1 por ciento). Por contra, lo que más se abarató en la comunidad en febrero fue la vivienda (-1,6 por ciento) pero por el descenso del precio de la electricidad, y el vestido y calzado que, con una caída del 1,1 por ciento, mantuvieron la estela de las rebajas. Por productos, encarecimiento significativo el protagonizado en la cesta de la compra el mes pasado por las legumbres y hortalizas frescas (un 9,4 por ciento más que en enero), y que están un 12,1 por ciento más caras que hace un año. También subieron, entre los productos básicos, las patatas y sus derivados –del orden de un 2,9 por ciento, si bien están un 12,6 por ciento más baratas que el año pasado–. En el otro extremo, entre las rúbricas que más descendieron se colocaron la calefacción, alumbrado y distribución de agua (-2,9 por ciento) y la carne de ovino, que bajó un 2,8 por ciento frente a enero. A nivel nacional, la tasa anual del IPCaumentó dos décimas, hasta situarse en el -1,1 por ciento, influida por los mismos factores –alza de la gasolina y de los alimentos–. La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) se mantuvo en el 0,2 por ciento, con lo que se sitúa 1,3 puntos por encima del IPC general. Las gasolinas, para arriba Si atendemos a la evolución de los precios de la gasolina y el diésel en los boletines petroleros de la UE, que indican la variación semanal de los precios con impuestos incluidos, éste apunta que solo en el mes de febrero se registró una subida del 7,8 por ciento en la gasolina (hasta 1,225 euros) y del 8,5 por ciento en el caso del gasóleo (1,162 euros). Sin embargo, al comparar los precios del mes pasado con los que presentaban los carburantes hace exactamente un año, en febrero de 2014, los actuales siguen siendo más baratos; en particular, la gasolina (1,402 euros) estaba un 12,6 por ciento más cara, y el diésel (entonces a 1,340 euros), un 13,3 por ciento.

  • 1