Economía

«Los centros de negocios son un buen refugio para las empresas ante la crisis»

Su defensa de la mujer empresaria le ha valido numerosos reconocimientos. La gerente de Sevilla Center, que presta servicios a firmas a través de centros de negocios y organización de eventos, cree que la coyuntura actual puede ser una oportunidad. Foto: Juanma Rodríguez.

el 15 sep 2009 / 20:58 h.

Su defensa de la mujer empresaria le ha valido numerosos reconocimientos. La gerente de Sevilla Center, que presta servicios a firmas a través de centros de negocios y organización de eventos, cree que la coyuntura actual puede ser una oportunidad.

-¿Cómo le va a los centros de negocios en épocas como ésta?

-Los centros de negocios en estos momentos de crisis están suponiendo un refugio para las empresas que pasan por malos momentos, ya que permite minimizar los costes de alquiler, de renting de fotocopiadoras, y otras cuestiones, además de que no necesitan de avales bancarios. Además, el negocio se completa con los que no tienen oficinas, que se vienen a centros como el nuestro, tanto en el edificio del Cristina como en Galia Puerto, ya que ven cubierta todas sus necesidades, con salas de conferencia, internet o líneas de teléfono. El contrato es muy flexible.

-¿Están teniendo muchas incorporaciones?

-Siendo conscientes de todo, estamos tratando de hacer una incursión en todos los sectores de negocio, ya que es un momento ideal para dar a conocer este tipo de espacios. Muchas personas desconocen que existen estos servicios y lo que estamos intentando es que en Sevilla se conozcan mucho más, como sucede en otras ciudades españolas como Madrid o Barcelona. En estos momentos, soy la delegada en Andalucía de la Asociación de Centros de Negocios y nuestro objetivo es promocionar el concepto.

-¿Cómo comenzó en este negocio tan peculiar?

-Empecé tras acabar la Expo 92, cuando muchas empresas decidieron cerrar sus puertas y algunos trabajadores se convirtieron en autónomos. Algunos optaron por montar la oficina en casa y vi la oportunidad de proporcionarles servicios, como la oficina virtual, esto es, darle un domicilio social (para que no apareciera como dirección la casa particular) u ofrecerles un lugar de reuniones en vez de atender a los clientes en una cafetería. Ahora la oficina virtual es también importante para mi firma, Sevilla Center.

-¿Cuáles son las empresas que acuden a Sevilla Center en busca de sus servicios?

-Antes, fundamentalmente acudían delegaciones de empresas que querían abrir en Sevilla. Fuera de Andalucía está muy difundido el concepto de centro de negocios y entonces no veían raro ubicarse en uno de ellos. Ahora lo que ha cambiado es que acuden empresas de la propia Sevilla en busca de reducir sus costes. Muchas, por desgracia, han tenido que prescindir de personal y ya no necesitan los espacios que requerían anteriormente, pero no quieren cerrar el negocio y se instalan en una de nuestras oficinas. Cada vez hay más clientes locales.

-No hay mucha cultura andaluza de centro de negocios.

-No, no hay tradición. Una vez que lo prueban los clientes se dan cuenta de que es una idea magnífica, porque se dedican a lo suyo y la logística la cubrimos nosotros. Pero por poner un dato sobre la mesa, en Galicia hay más centros de negocios que en Galicia, algo muy significativo. Por eso estamos haciendo campaña para darlos a conocer, En concreto, Sevilla Center es una empresa puntera. Estamos enfocados a empresas de entre cuatro y ocho empleados. Ahora queremos abrir en Huelva.

-Cuándo lo prueban los clientes ¿se quedan para siempre?

-El 20% de los clientes son permanentes, mientras que el resto están durante ocho y diez meses, hasta que crecen lo suficiente para montar su propia oficina. Van rotando, pero siempre está al completo.

-¿Va a extender su negocio?

-Estamos a la espera de un proyecto, el Galia Puerto 2, donde tendremos más espacio. En concreto, queremos reforzar el área de organización de eventos, porque éste es el único centro de negocios que cuenta con catering propio. El año pasado, esta actividad supuso el 25% de la facturación de Sevilla Center. Nuestra idea es que iguale la del centro de negocios, que sea un 50% cada una. Con esto no queremos ser competencia de los hoteles, porque ofrecemos servicios distintos.

-¿Ha tenido problemas por impago?

-No, porque cobramos por adelantado y los precios son asequibles. Van desde los 90 euros al mes en una oficina virtual hasta despachos por 575 euros. La perspectiva, en cualquier caso, es buena para el negocio.

-Está muy vinculada al desarrollo empresarial de la mujer. ¿Cómo ve su evolución en los últimos años?

-Trabajo muy de cerca con la Asociación de Empresarias de Sevilla (AES), soy su vicepresidenta. Ha habido un incremento fuerte en el último año gracias a las emprendedoras y a que estamos abarcando más puntos de la provincia con una aceptación considerable. A nivel institucional, cada vez se tiene más en cuenta a las empresarias. La capacidad de sacrificio entre las mujeres es casi siempre mayor que entre los hombres y eso es un valor en alza en época de crisis.

-¿Cuáles son los sectores por los que más apuesta la mujer?

-Somos micropymes, la mayoría del sector servicios. Desde la asociación, se está trabajando con empresarias de la construcción, de la artesanía o el comercio. Cada vez hay más empresas de perfil distinto. Por ejemplo, se están sumando productoras de cine y televisión. Se ve que las mujeres jóvenes barajan ahora más entre sus opciones el ser empresarias. Se están incorporando muchas que montan empresas relacionadas con las nuevas tecnologías.

-¿Por qué hay ahora más predisposición?

-Antes era la opción casi obligatoria para la mujer si quería trabajar y además tener familia. El denominado techo de cristal coartaba las posibilidades de ascender del sector femenino, por eso montaban empresas por su cuenta. Ahora eso es más bien por vocación. Antes era una necesidad y actualmente se ve simplemente como una opción más, lo que es muy positivo para la mujer.

-¿Está a favor de la paridad en los órganos de dirección de las empresas?

-Sí, porque así podemos demostrar nuestra valía. En estos momentos es necesario.

  • 1