Local

Los chabolistas del Polígono Sur recalan en El Copero

Chabolistas, pero nómadas. Las 300 personas huidas hace tres meses del Polígono Sur y asentadas en un descampado del que iban a ser desalojadas se trasladaron ayer a unos metros de ese poblado, de donde la Policía las echó de nuevo.

el 16 sep 2009 / 05:13 h.

TAGS:

Chabolistas, pero nómadas. Las 300 personas huidas hace tres meses del Polígono Sur y asentadas en un descampado del que iban a ser desalojadas se trasladaron ayer a unos metros de ese poblado, de donde la Policía las echó de nuevo. Tras intentar asentarse en varios lugares sin que los dejaran acabaron junto al Copero.

Sin un horizonte claro a medio plazo, chabolistas y entidades que intentan ayudarlos tuvieron ayer un día frenético buscando un lugar en el que las 35 familias, que arrastran con ellos a un centenar de niños, pudieron asentar sus furgonetas cargadas de enseres.

Al final fue en el camino del Copero, junto a Punta del Verde, donde se mezclan terrenos de Sevilla, Dos Hermanas y la Diputación, ya que la Policía Local los persiguió durante su largo periplo para que no se colocaran en término sevillano. Los patrulleros se adelantaron a su llegada a las inmediaciones del Huevo de Colón, donde habían anunciado que irían, y los vigilaron avisándoles de que no podían quedarse mientras daban vueltas por la zona de Los Bermejales. Cerca de las ocho de la tarde llegaron junto al Copero.

La Junta de Andalucía alegó ayer que "la situación no ha variado" y por tanto la administración "continúa trabajando" para buscar una solución a estas personas, huidas del Polígono Sur por miedo a represalias tras un tiroteo. Los trabajadores sociales redactan informes de su situación, aunque sin un objetivo porque no hay muchas perspectivas de realojo, y sus antiguos vecinos y el Comisionado del Polígono Sur se oponen a que vuelvan a los pisos que dejaron -cuya propiedad se está analizando- porque eran conflictivos. Ante el callejón sin salida de ayer, muchos abogaban por regresar allí "aunque nos maten", decían.

Aunque para la Junta todo siga igual, trabajadores, voluntarios y asociaciones que tratan de ayudar mostraban ayer su desesperanza por el inmovilismo de las administraciones, cuya acción más contundente ha sido hasta ahora el desalojo, que los chabolistas acataron sin chistar, llevando con ellos a un bebé con fiebre. El jueves por la noche se fueron al Charco de la Pava, a unos metros del poblado inicial, cuyas chabolas quedaron vacías y silenciosas, rodeadas de basura. Luego se fueron moviendo, durante todo el día, hasta recalar en el Copero.

El Ayuntamiento ha adjudicado a una ONG un programa de 305.000 euros que se iniciará el lunes o el martes para cuidar a los niños los dos meses de verano, que incluye autobús para ir desde donde estén a un lugar donde comer, ducharse, dar clases de apoyo y jugar. Asociaciones gitanas han pedido entrevistarse la semana que viene con las administraciones.

A un tiro de piedra de Los Bermejales. Los chabolistas llegados al Polígono Sur hace cinco años se asentaron ayer de nuevo a un tiro de piedra del poblado del que el Ayuntamiento los desalojó entonces entregándoles bolsas de plástico llenas de billetes de 500 euros. Les dieron 42.000 euros por familia para que se fueran de un solar en el que una inmobiliaria iba a construir casas, pero no les hicieron seguimiento social. Así que, aunque en el acuerdo firmaron que no irían al Polígono Sur, ya bastante lastrado de familias con problemas de integración, la mayoría recaló allí por ser la única zona en la que podían comprar pisos por ese dinero. Ayer intentaron volver a Los Bermejales, pero la Policía Local lo impidió. Se quedaron a unos kilómetros de cerrar el círculo abierto entonces.

  • 1