lunes, 18 febrero 2019
18:02
, última actualización
Local

Los chabolistas desalojarán a final de mes el asentamiento junto a la A-49

En los últimos dos meses han llegado a pernoctar más de 30 personas cada noche en dicho asentamiento, entre ellos menores de edad, y durante el día pueden congregarse hasta 80 personas

el 09 jun 2010 / 08:56 h.

TAGS:

Una treintena de chabolistas rumanos desalojará en un plazo aproximado de 15 días el asentamiento que mantienen desde hace unos dos meses en una finca al borde de la autovía A-49, en término municipal de Bormujos (Sevilla).

La alcaldesa de Bormujos, Ana Hermoso (PP), explicó a Europa Press que este asentamiento va "por épocas", en función de la climatología, y que ya estuvo a principios de año hasta que "se trasladaron por las lluvias, porque la zona no es nada cómoda y allí se forma un riachuelo".

No obstante, admitió que en los últimos dos meses, según estimaciones de la Policía Local del municipio, han llegado a pernoctar más de 30 personas cada noche en dicho asentamiento, entre ellos menores de edad, y durante el día pueden congregarse hasta 80 personas.

Ante tales circunstancias, aclaró que los servicios sociales municipales les prestan asistencia, tanto para su alimentación como para el cuidado de los menores, pero reconoció que "están hacinados y en muy malas condiciones", hasta el punto de que "ellos mismos dicen que no están bien, que no pueden estar ahí con el calor, insectos y ratas de un paraje insalubre e inhóspito".

Asimismo, Hermoso apuntó que los propietarios del terreno han denunciado la ocupación del mismo, pero informó de que los propios chabolistas han manifestado ya su intención de desalojar la finca voluntariamente tras solicitar al Consistorio aljarafeño ayuda, sobre todo para el embalaje de enseres.

En cuanto a los menores, precisó que durante la estancia de esta población nómada en término municipal de Bormujos el Ayuntamiento se ha estado encargando de atenderlos y ha procurado su escolarización, pero afirmó que "no terminan el curso", dado que "son familias que han venido a España buscando una oportunidad y se van moviendo de un sitio para otro".

De igual modo, precisó que el Ayuntamiento en estos meses ha ido retirando las chabolas que se iban cayendo e incluso colaborando con los chabolistas en el adecentamiento del terrero y su desratización, ya que al tratarse de suelo privado no podían actuar en otro sentido más que en el humanitario mientras no hubiera denuncia de los propietarios.

  • 1