Economía

Los chinos se hacen autónomos

Lideran las altas de trabajadores extranjeros al crecer el 17,4% en 2010.

el 22 ene 2011 / 20:59 h.

Los comercios regentados por ciudadanos chinos han crecido a pesar de la crisis económica.

Sólo hace falta darse una vuelta por cualquier barrio de Sevilla para comprobar el cierre de muchos comercios que no han soportado la crisis y también cómo las nuevas aperturas son negocios regentados por ciudadanos chinos en su gran mayoría.

Lo que es palpable a simple vista, lo confirma la Federación de Trabajadores Autónomos (ATA), que en su balance de 2010 pone el acento en que, en medio de un contexto de estancamiento en las nuevas altas de autónomos extranjeros, los chinos se desmarcaron de esa tendencia y protagonizaron el mayor incremento de trabajadores por cuenta propia, con un aumento del 17,4% en 2010 -lo que se traduce en la incorporación de 4.777 autónomos más-, una imparable carrera que se viene a sumar al crecimiento del 14,6% que ya registraron en 2009.

Esos datos contrastan con el leve avance del 0,7% de emprendedores foráneos el año pasado (1.308 más), hasta contabilizar 198.932 en España.

De hecho, 16 de cada 100 trabajadores por cuenta propia extranjeros son ya chinos, colectivo que en 2010 desbancó a los rumanos, que representan un 11% del total, y que ocupaban hasta ahora la primera posición. Les siguen los emprendedores procedentes del Reino Unido (9,4%), Alemania (6,9%), Italia (6,6%), Marruecos (5,8%), Francia (4,6%) y Portugal (3,2%).

La razón del auge de los emprendedores chinos hay que buscarla también en el buen comportamiento de los sectores de actividad en los que se centran. Así, el comercio y la hostelería continuaron sumando afiliados (3.939 y 2.060 trabajadores autónomos extranjeros más en 2010).

De hecho, en el comercio la afiliación creció un 7,6% -el 28% de los emprendedores está ligado a esta actividad- y la hostelería, un 5,6%, al tiempo que las ramas de información y comunicación (el 7,2% más) y la educación (un 6,3%) se anotaron asimismo registros positivos.

Andalucía perdió el año pasado autónomos procedentes de otros países, un total de 921, lo que supone un 3,4% menos, y la mayor cifra en términos absolutos por comunidades.

Distinta evolución se apreció en Sevilla, que se colocó en séptimo lugar en el ranking de las provincias en las que más aumentaron los trabajadores por cuenta propia extranjeros, con un 7,8% más, hasta sumar un total de 3.011. Aun así, el peso de los emprendedores foráneos se sitúa en un 3%, frente al 5,6% que este colectivo representa sobre el total andaluz. En el conjunto nacional, su cuota representa el 6,4% sobre el total de afiliados al régimen de autónomos (RETA).

Por delante de ella se colocaron Zamora (11,8%), Palencia (11,7%), Navarra (10%), Jaén (9,1%), Cuenca (9%) y Barcelona (8%), mientras que en el otro extremo, las mayores caídas se produjeron en Ciudad Real (-11%), Málaga (-7,6%), la misma caída que Teruel, Burgos (-6%) y Almería (-5,4%).

  • 1