Local

Los clérigos iraníes piden más ejecuciones

El Consejo de Guardianes reclama más mano dura.

el 29 ene 2010 / 20:49 h.

TAGS:

Una de las protestas contra el régimen en Teherán.
El imám del sermón del viernes en la Universidad de Teherán, ayatolá Ahmad Yanati, agradeció ayer al Poder Judicial la ejecución de dos opositores y pidió que se apliquen con rapidez las otras sentencias a muerte dictadas. Desde el influyente púlpito de la mezquita de la Universidad, altavoz político del régimen, el clérigo ultraconservador subrayó que la falta de mano dura es una de las principales razones de que las protestas prosigan en el país.


"Todo lo que estamos sufriendo se debe a nuestra debilidad. ¿cuántos fueron ejecutados en julio?", se preguntó Yanati en un discurso transmitido en directo a través de la televisión y la radio estatal. "Fuimos débiles y por eso ocurrieron los acontecimientos de Ashura... si volvemos a mostrar la misma imagen, el futuro será peor", agregó. "De la misma manera que se ha ejecutado rápidamente a esos dos mohareb [enemigos de Dios], se debe mantener la firmeza y actuar contra el resto de ellos", señaló el clérigo.


Irán está sumido en una grave crisis política y social desde que el pasado junio fuera reelegido el presidente Mahmud Ahmadineyad, cuyo triunfo electoral la oposición reformista considera fruto de un "fraude masivo". Nada más conocerse el resultado, cientos de miles de personas se echaron a las calles de todo el país al grito de "¿dónde está mi voto?".


En la represión de las protestas perdieron la vida al menos una treintena de personas -según cifras oficiales- y 72 de acuerdo con el cómputo de la oposición, que también denunció torturas en las cárceles. La crisis se agravó el pasado 27 de diciembre, día sagrado de Ashura, una jornada violenta en la que al menos ocho personas murieron en enfrentamientos entre grupos de oposición y fuerzas de seguridad.


El Poder Judicial iraní ha condenado a muerte a 11 personas por su supuesta participación en las protestas, de cuya organización acusa a Estados Unidos y el Reino Unido, junto a movimientos de oposición en el exilio como Muyahidin Jalq y la Asociación Monárquica, que considera terroristas.

El jueves fueron ahorcados dos hombres, Mohamad Reza Ali Zamani, de 37 años, y Arash Rahmanipour, de 20 años, acusados de pertenecer a este último grupo y de conspirar contra el régimen. "Sabemos que es una carga pesada.... [pero] por el amor de Dios, manteneos firmes como lo habéis hecho con la ejecución de esos dos convictos", afirmó el ayatolá, firme defensor de la victoria del presidente Ahmadineyad. El clérigo ultraconservador, miembro del poderoso Consejo de Guardianes, recurrió al ejemplo del profeta de los musulmanes Mahoma con las tribus judías de Arabia para justificar la intolerancia. "Cuando se trata de acabar con el enemigo, ni la compasión divina ni la indulgencia tienen sentido", concluyó.

  • 1