Local

Los colegios profesionales critican el acoso de la clase política

el 17 oct 2011 / 21:19 h.

TAGS:

Los colegios profesionales unieron ayer sus voces para denunciar a coro el acoso de la clase política en general a estas instituciones que nacieron a finales del siglo XIX con el propósito de velar por la buena praxis del profesional ante la ciudadanía. Un selecto ramillete de presidentes de colegios profesionales de Sevilla se reunió ayer en el Ateneo para debatir sobre el presente y el “incierto” futuro de estas instituciones, un porvenir en el que emerge como principal amenaza “los recelos y la animadversión” de los políticos hacia estos sistemas de articulación profesional.    


Rafael del Olmo, presidente del Colegio Territorial de Administradores de Fincas de Sevilla, fue el primero en cuestionar abiertamente “el discurso actual sobre el anacronismo de los colegios profesionales”. Defendió la plena vigencia de unas instituciones con una “manifiesta vocación de servicio a la sociedad” y señaló que ha sido la consideración de los colegios profesionales como “lobys capaces de influir sobre la ciudadanía” la que ha llevado a los políticos a querer “desdotarlos de fuerza”.


Igual de elocuente se mostró el decano del Colegio de Abogados de Sevilla, José Joaquín Gallardo. “No sé por qué no gustamos a los políticos”, se cuestionó, aunque él mismo se encargó de sugerir una respuesta a su retórica interrogante: “Hay un cierto temor a nuestra independencia, ya que a diferencia de sindicatos y asociaciones profesionales, que se llevan millones de euros de los presupuestos del Estado, somos los únicos gratuitos a efectos de presupuesto”.


Carlos González-Vilardell, presidente del Colegio de Médicos, subrayó que “hoy por hoy los colegios profesionales representamos la flor y nata de la población civil” y resaltó, además, la batería de servicios que ofrecen esta instituciones a través de sus fundaciones, mediante la formación continuada a sus colegiados o la lucha contra el intrusismo.

El presidente del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, José Antonio Solís, defendió, por su parte, la “importantísima labor de fiscalización y control que hacen los colegios profesionales”, en especial los que expiden visados técnicos, y señaló que “sería un grave error  cercenar la labor” de estas instituciones. A su juicio, los colegios están llamados a cumplir en el futuro una labor todavía más importante de la que se ha hecho hasta hoy, cual sería la de “ayudar a la administración rebajando a la vez sus costes”.   Por último, Rafael Hidalgo, presidente del Colegio de Graduados Sociales, sentenció que “la defensa obligatoria de la colegiación es la máxima garantía para el ciudadano” y recordó que en España los colegios profesionales agrupan a 1,5 millones de colegiados que representan el 7% del empleo directo y su impacto sobre el PIB es del 10%.Con la sesión de ayer, dedicada a los colegios profesionales, el Ateneo inauguró su ciclo titulado Debates en el Ateneo de Sevilla, un actividad de periodicidad mensual con la que la Docta Casa quiere convertirse en punto de encuentro para la reflexión.

  • 1