Local

Los colegios que se apunten al plan de calidad recibirán más profesores

Educación acaba de crear nuevas reglas para elegir a qué colegios destinará los 3.269 profesores que se incorporan este curso: tendrán prioridad los que se adhieran al famoso plan de calidad. Esta decisión, en el mes en el que los centros deciden si participan, tiene doble lectura.

el 15 sep 2009 / 01:31 h.

TAGS:

Educación acaba de crear nuevas reglas para elegir a qué colegios destinará los 3.269 profesores que se incorporan este curso: tendrán prioridad los que se adhieran al famoso plan de calidad. Esta decisión, en el mes en el que los centros deciden si participan, tiene doble lectura: unos creen que se da privilegios a los que asumen un compromiso mayor, y otros que se chantajea al docente.

La Consejería de Educación pactó la semana pasada con los sindicatos mayoritarios de enseñanza vincular el aumento de la plantilla docente previsto para el curso que viene con su proyecto estrella: el famoso incentivo de productividad de los 7.000 euros dirigido al profesorado. Esta decisión ha sobrevenido en pleno mes de marzo, mientras los colegios están inmersos en un debate interno para decidir si se apuntan al famoso Programa de Calidad y Mejora del Rendimiento escolar.

Quedan dos semanas para que se cierre el plazo de inscripción y ahora aparece sobre la mesa lo que, aparentemente, es otro aliciente más para apuntarse. Primero, Educación aprueba subir los salarios de los profesores más comprometidos con sus alumnos (7.000 euros en cuatro años). Segundo, anuncia que el próximo curso reforzará exclusivamente la plantilla a los colegios que se propongan mejorar el rendimiento escolar dentro de ese plan.

Esta decisión tiene una doble lectura: los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, consideran que la consejería ha decidido volcarse con los centros que más se exigen a sí mismos, los que han aceptado que evalúen su labor docente en pos de la mejora del sistema educativo. "Es lógico que si la consejería pide a los centros mayor esfuerzo y compromiso, les dé más recursos humanos y económicos. De otra forma estaría pidiendo que hicieran más con lo mismo", explica Patricio Pérez, de política educativa de CCOO.

En cambio, las organizaciones sindicales más críticas, como Ustea o CSI-CSIF, piensan que la consejería "chantajea al profesorado" obligándole a aceptar que su trabajo es insuficiente y que, por tanto, deben sumarse al plan de calidad. Estos sindicatos prevén recurrir la orden que regula el plan en los tribunales y se han erigido como la voz de un sector del profesorado disconforme con los incentivos que propone la Junta.

"Esta medida es falaz", dice CSIF sobre el criterio para aumentar la plantilla, "es una improvisación que raya el absurdo y que intenta paliar el fuerte rechazo que está teniendo la orden de incentivos". Hasta dentro de un par de meses no se sabrá qué grado de aceptación tiene el plan de calidad.

El Programa de Calidad y Mejora de los Rendimientos escolares es una de las grandes bazas de la consejería para curarse la herida del fracaso escolar. Educación pagará un plus de 7.000 euros a cada profesor y, a cambio, el docente debe aceptar que una agencia de evaluación examine su trabajo en clase. A falta de que se cree ese nuevo organismo -durante los dos primeros años del plan- será el equipo directivo de cada centro el que valore el esfuerzo de sus profesores y determine si debe cobrar una parte del incentivo o todo.

La LEA prevé la incorporación en septiembre de 3.269 profesores nuevos. Ahora se sabe que tendrán prioridad para recibirlos aquellos colegios que se acojan a la orden de incentivos. Y entre ellos, los centros bilingües recibirán un refuerzo de profesores de idiomas; los que tengan alumnos con problemas de aprendizaje recibirán docentes de Lengua y Matemáticas, y también tendrán prioridad los centros masificados y los que se encuentren en zonas desfavorecidas.

Educación no ha calculado aún cuántos colegios se van a apuntar al plan de calidad, pero es seguro que no todos aceptarán: el número de profesores nuevos es inferior al de centros escolares andaluces.

  • 1