Local

Los comerciantes alertan del cierre de negocios en el centro

Que el comercio en el centro de Dos Hermanas cae durante el verano no es una novedad. Pero, este año, la crisis y las vacaciones han hecho que el descenso en las ventas sea más pronunciado.

el 15 sep 2009 / 09:02 h.

TAGS:

Que el comercio en el centro de Dos Hermanas cae durante el verano no es una novedad. Pero, este año, la crisis y las vacaciones han hecho que el descenso en las ventas sea más pronunciado. Según la asociación de comerciantes, varios establecimientos han tenido que cerrar durante el último mes.

Pese a que los comerciantes del centro agradecen los intentos del Ayuntamiento por reactivar los pequeños establecimientos del centro histórico de Dos Hermanas, aseguran que ya no depende de ellos que la gente no tenga dinero para comprar. Así, entienden que la negativa coyuntura económica les está afectando demasiado y los únicos que resisten son los que venden productos más baratos.

La Federación Nazarena de Comerciantes (Fenaco) explica que en los últimos meses han tenido conocimiento de que varios comerciantes han abandonado el negocio. Este problema se ha visto incrementado durante el verano, ya que además de que Dos Hermanas no es una ciudad turística, las vacaciones hace que se reduzca la población y, por tanto, los clientes potenciales.

Clotilde Mora, que regenta una ferretería al lado del mercado de abastos, en la Plaza del Emigrante, explica que el negocio simplemente "va fatal" y eso que, asegura, en tiempos de crisis la gente no suele prescindir de este tipo de utensilios. Tampoco son tiempos fáciles para Virginia Martín, de 27 años, que trabaja desde hace nueve meses en una tienda telefonía móvil en la Plaza de La Mina. Según su testimonio, los clientes han renunciado a comprar "sobre todo los productos de lujo relacionados con la telefonía", como los sistemas GPS o las fundas y adornos. "Ningún mes hacemos el 100% de las ventas", asegura, "y eso que todo ha bajado un 20% o 30 % respecto al año pasado".

Los motivos. Los empresarios más veteranos no pueden evitar comparar esta crisis con la que azotó el país en 1992. Francisco Ruiz, que lleva una tienda de discos desde hace 22 años en La Mina, se tiene que enfrentar a la crisis económica, a la bajada del mercado de la música y a que no es una zona turística. "Aquí no hay monumentos que la gente quiera venir a ver y en verano prácticamente la mitad de la población se va de vacaciones", apunta. Esto es, según argumenta, lo que ha provocado que "en estos meses se hayan reducido mucho las ventas". De hecho, la tienda de Francisco ha pasado de ser sólo de discos a vender más cosas, como camisetas o adornos y así poder llegar a final de mes.

Los partidos de la oposición de Dos Hermanas (PP e IU) siguen insistiendo en que la apuesta económica por el dinero de la construcción ha hecho que los momentos de crisis se noten más en la ciudad. Mientras tanto, los comerciantes siguen sin hallar ninguna solución que ponga fin a sus problemas económicos.

  • 1