Local

Los comercios y las academias no pedirán licencias de apertura

La nueva ordenanza sólo se lo exigirá a bares, talleres, gimnasios y salas de fiesta.

el 05 feb 2010 / 19:58 h.

TAGS:

Cada fin de semana cientos de sevillanos abandonan la capital.
A finales de 2009, la Delegación de Medio Ambiente impulsó una nueva revisión de su propuesta de ordenanza de actividades para adaptarla a la Ley Ómnibus y reducir al máximo los establecimientos que tienen que solicitar una licencia de apertura.

El texto, que se aprobará definitivamente en el próximo Pleno, excluye a todos los pequeños y medianos comercios, los mayoristas, las academias, los talleres artesanales y los almacenes de un permiso de apertura cuya tramitación se puede alargar hasta un año.

A todos estos establecimientos les bastará con una declaración responsable de actividades que deja en los técnicos contratados por el solicitante y en él mismo toda la responsabilidad.  Para pedirla se exigirá el pago de la tasa municipal, el certificado técnico final de las instalaciones del técnico director de las obras y el certificado técnico del proyectista acreditando que se cumple la normativa.

El Ayuntamiento, a cambio, tendrá que reforzar sus servicios de inspección: habrá controles aleatorios de oficio, además de las actuaciones derivadas de denuncias presentadas en la Delegación en las que se revisará si la instalación se ajusta a la documentación presentada. 

El área de Medio Ambiente, que dirige Encarnación Martínez, ha decidido dejar a un lado de esta reforma a una serie de nuevos establecimientos cuyas actividades se pueden considerar más delicadas por "incidir de modo especial en la salubridad, la seguridad y la tranquilidad de las personas".

En esta categoría entran negocios como los talleres de reparación de vehículos, las freidurías, las gasolineras, las salas de fiesta, los bares, los gimnasios y los teatros. En todos estos casos se mantendrá el sistema actual de licencias de apertura, aunque con un control reforzado por el aumento de las inspecciones.

"Esta nueva ordenanza nace fruto del consenso y la participación de los vecinos y empresarios de la ciudad", explica la delegada de Medio Ambiente en alusión al proceso de elaboración de la normativa que verá la luz en el próximo Pleno de febrero y que se enmarca dentro del plan iniciado por el Ayuntamiento para tratar de agilizar al máximo la concesión de licencias municipales.

Entre otras medidas se plantea la creación de una oficina única que coordine los informes técnicos urbanísticos y medioambientales -hasta ahora repartidos entre las delegaciones de Medio Ambiente y Urbanismo-; que los cambios de titularidad de cualquier tipo de actividad se realicen de forma automática a través de una comunicación formal; la regulación de nuevos soportes como el CD o la notificación por internet y nuevas multas de hasta 3.000 euros. 

  • 1