Local

Los compradores de VPO se ahorrarán 10.000 euros al pagar la entrada del piso

El equipo de gobierno de Dos Hermanas (PSOE) anunció que va a incluir en los presupuesto de 2009 una inversión de 50 millones de euros -procedentes de la venta de suelo público- para que las promotoras adjudicatarias de VPO reduzcan a los compradores el precio de la entrada a un piso protegido.

el 15 sep 2009 / 18:24 h.

TAGS:

El equipo de gobierno de Dos Hermanas (PSOE) anunció el viernes que va a incluir en los presupuesto de 2009 una inversión de 50 millones de euros -procedentes de la venta de suelo público- para que las promotoras adjudicatarias de VPO reduzcan a los compradores el precio de la entrada a un piso protegido.

Las 5.100 viviendas de protección oficial (VPO) costarán entonces 10.000 euros menos que el precio habitual. Así lo anunció el viernes el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano (PSOE), que definió la noticia como una propuesta para "facilitar el pago de la entrada de las viviendas" a través del suelo, el mejor activo de Dos Hermanas: "destinaremos parte del importe del valor de ese suelo a que los promotores produzcan un descuento en la entrada de las viviendas". De esta forma el Ayuntamiento renunciaría "casi a la totalidad del precio del suelo en favor del comprador futuro de esa vivienda. Así le será más sencilla entre lo que reciba de la Junta y del Consistorio", declaró.

Esta ayuda que ofrece el Ayuntamiento supondrá un montante importante, por encima de los 50 millones de euros, al Consistorio, que el alcalde pretende que quede claro antes de fijar los presupuestos de 2009, por lo que ya ha informado a los grupos de la oposición que tienen hasta el pleno de los presupuestos para presentar sus alegaciones.

Toscano informó de que "a principio de año se sacará el terreno a concurso público para ver quiénes son las empresas adjudicatarias", aunque para el inicio de la construcción pretenden dar un tiempo para que estudien el proyecto, puesto que éste se va a calificar en función de las mejoras de diseño del proyecto base.

"Vamos a intentar que en julio de 2009 sepamos quiénes son las promotoras, para que a la vuelta del verano puedan pedir sus licencias de obras", apostilló Toscano, que ofrecerá a las constructoras un mínimo de tres años para acabar los proyectos, por lo que hasta dentro de cuatro no se entregarán las llaves. No obstante, los pisos pueden ser concedidos antes de estar terminados y de este modo ir pagando la hipoteca. La adjudicación de obras se hará en lotes de entre 300 y 400 pisos, correspondientes a una manzana de una urbanización. Serán entre 16 y 17 lotes para concurso público.

La mitad . Según los cálculos del alcalde, si una VPO de régimen especial de 70 metros cuadrados con garaje cuesta en torno a los 105.000 euros, lo normal es que la hipoteca de los bancos financie hasta el 80% del precio, por lo que los inquilinos tendrían que pagar una cantidad algo superior a los 20.000 euros. Al financiar con 10.000 euros la entrada y sumando las ayudas de la Junta "los que obtengan una casa tendrán que pagar una entrada muy inferior a la prevista", relató. Casi el 90% de los solicitantes -unos 12.000- son menores de 35 años.

A corto plazo el Ayuntamiento trabaja en poner en marcha unas 7.000 viviendas, de las que 1.400 son de iniciativa privada, 600 pertenecen al Ministerio de la Vivienda y el resto al Consistorio. Las primeras que van a terminarse son las privadas. Ya hay 1.400 casas -ubicadas en Entrenúcleos- presentadas para obtener la calificación de viviendas protegidas. El Ayuntamiento les ha instado a que "hagan un esfuerzo de aceleración para reactivar el sector de la construcción", y que ultimaran sus proyectos.

Toscano terminó su intervención deseando que "otras ciudades nos sigan, aunque no puedan ofrecer tanto suelo como nosotros, y así ayuden a su gente y a reactivar la economía". Así se animaría al sector de la construcción "muy castigado por la crisis y de gran importancia" en la ciudad, afirmó, al tiempo que reconoció que los albañiles están pasando por malos momentos, y en 2009 será peor "porque la obras se terminarán y el paro se les acabará a los que no estén trabajando".

La construcción de una casa suelen ser cuatro puestos de trabajo, explicó el portavoz del gobierno, Agustín Morón, por eso se habla del doble objetivo y "del riesgo que supone poner en marcha todo este mecanismo, que no sólo está en nuestras manos. Hay otras instituciones implicadas. Es un esfuerzo importante dedicar todo el suelo a esta posibilidad".

  • 1