lunes, 22 abril 2019
13:39
, última actualización

Los concejales dimisionarios de Alcalá alegan "motivos profesionales"

Ambos "seguirán vinculados al proyecto de ciudad del actual Gobierno municipal", según el actual alcalde.

el 02 ago 2013 / 18:53 h.

El Gobierno socialista del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), dirigido por Antonio Gutiérrez Limones, ha defendido este viernes que los concejales de Turismo y Educación, José Manuel Rodríguez y Ana Belén González Pérez, respectivamente, "seguirán vinculados al proyecto de ciudad del actual Gobierno Municipal desde otros ámbitos", toda vez que ambos han renunciado esta misma jornada a sus actas de concejal. Cada uno de ellos, a la hora de adoptar esta decisión, alega "motivos profesionales" y sus "circunstancias actuales", según el Consistorio. Según señala el Ayuntamiento en un comunicado, José Manuel Rodríguez alega en su renuncia a "motivos profesionales", mientras Ana Belén González lo hace en base a sus "circunstancias actuales" alegando que es éste el momento que ha elegido ya que "nos encontramos en el ecuador del mandato y en un mes de calma política y laboral". "Creo comunicarlo en tiempo y forma para dar margen a las reorganizaciones que se estimen pertinentes antes de que se comience el nuevo curso, de manera que el gobierno de la ciudad no se vea afectado por mi marcha", dice la edil. No obstante, "ambos seguirán vinculados al proyecto de ciudad del actual Gobierno Municipal desde otros ámbitos, formando parte de la Fundación Alcalá Innova y de la Sociedad Municipal Innovar en Alcalá, aportando su experiencia y conocimientos para llevar a cabo el proyecto político de Alcalá y que en su día votaron la mayoría de los ciudadanos de Alcalá", concluye el Ayuntamiento. TRES SALIDAS EN DOS MESES Recordemos que a principios del pasado mes de mayo, trascendía que la agrupación socialista de Alcalá de Guadaíra había incoado expedientes informativos a la concejal Laura Ballesteros, entonces responsable del área de Patrimonio, y al edil de Turismo, José Manuel Rodríguez, a cuenta de su ausencia en el pleno ordinario celebrado el pasado 19 de abril. Como consecuencia de estas ausencias, que motivaron un empate a concejales entre el gobierno municipal socialista y las fuerzas de oposición, el alcalde, el socialista Antonio Gutiérrez Limones, se vio obligado a recurrir por primera vez a su voto de calidad para hacer prosperar sus propuestas. Posteriormente, Laura Ballesteros entregó un escrito en el Ayuntamiento solicitando su declaración como concejal no adscrita, pues en paralelo había solicitado su baja en el PSOE. Gracias a un proceso de mediación, en el que actuó incluso la cúpula provincial del PSOE, Laura Ballesteros retiró el mencionado escrito. Pero semanas después, Laura Ballesteros pedía de nuevo, y esta vez de forma definitiva, su baja en el PSOE y solicitaba al Ayuntamiento su declaración como concejal no adscrita, extremo que finalmente fue consumado dejando al Gobierno municipal socialista de Gutiérrez Limones en una situación de minoría frente a las fuerzas de oposición; el PP, el PA, IU-CA y ya entonces la concejal Laura Ballesteros. LA DECISIÓN DE BALLESTEROS A la hora de justificar su decisión, Ballesteros defendía que tras un mes de "margen y oportunidad", no había ocurrido el "cambio de rumbo" al que estaba supeditada su continuidad en el Grupo socialista. Este viernes, de cualquier manera, los hasta ahora concejales de Turismo y Educación han entregado en el registro municipal, al filo de las 15,00 horas, sus renuncias a las competencias delegadas e incluso a sus actas de concejal, con lo que los socialistas tendrán que valerse de su candidatura a las últimas elecciones municipales para buscar sustitutos para los ediles dimisionarios.

  • 1