Economía

Los concesionarios auguran una caída de las ventas del 10% este año

"Junto con el cemento, los coches son el termómetro de la economía. Por eso todas las miradas están ahora sobre nosotros". Antonio Romero-Haupold acaba de ser nombrado presidente de Faconauto, patronal nacional que representa en Andalucía a 700 concesionarios.

el 15 sep 2009 / 05:21 h.

"Junto con el cemento, los coches son el termómetro de la economía. Por eso todas las miradas están ahora sobre nosotros". Antonio Romero-Haupold acaba de ser nombrado presidente de Faconauto, patronal nacional que representa en Andalucía a 700 concesionarios que facturaron el año pasado más de 25.000 millones de euros.

El mercado del automóvil fue de los primeros en sentir el cambio de ciclo económico. Cuando el consumo se contrae, la compra de coches se resiente. Y eso, sin sumar que las entidades financieras se han vuelto más exigentes a la hora de conceder créditos. Por todo ello, es momento para la reflexión en el sector.

Antonio Romero-Haupold ha revalidado por tres años más la presidencia de Faconauto, que engloba a los concesionarios de coches de España -más de 3.000-, que dan empleo a 170.000 personas y cuya facturación representa el 6% del PIB español. Lo más acuciante en esta nueva etapa, marcar las directrices para plantar cara a la crisis y liquidar asuntos pendientes.

Y, para ello, el sector lo tiene claro. Es necesario reactivar el Plan Prever. "El mercado se ha desplomado y haber retirado el plan ha ayudado a la aceleración de ese desplome", señala. Pero no sólo ha coincidido esta circunstancia, también lo ha hecho el cierre del grifo de la financiación. A su juicio, no existen problemas en la compra de coches nuevos, dado que los concesionarios cuentan con sus propias financieras, pero sí constata ese freno en las transacciones de vehículos de segunda mano. "La venta de coches usados ha caído un 50% en los últimos meses. Me consta que los clientes están encontrando más problemas para financiarlos", asegura.

Las previsiones que baraja Faconauto apuntan a un descenso del 10% en las ventas de vehículos al cierre de este ejercicio, frente al dinamismo de años anteriores. Sólo en los primeros cinco meses del año la caída ha sido bastante acusada, de un 20%. Para frenar esta evolución, todas las asociaciones representativas están consensuando una propuesta para trasladar al Ministerio de Industria, instándole a reactivar el Plan Prever.

Por el momento, la única salida para que los concesionarios aguanten el chaparrón pasa, en su opinión, por "reducir los costes en la medida de lo posible". Aun así, reconoce -pero sin querer concretar cifras- que el empleo puede resentirse si se mantiene la coyuntura. No tanto en la actividad de mantenimiento de vehículos, "porque los servicios de postventa siguen demandando mano de obra", pero sí en la actividad comercial.

Y eso que, al menos, internet no podrá con los concesionarios. Es cierto, reseña, que la red se utiliza masivamente para ver los modelos y todas sus características. "Cuando tienen toda la información que necesitan, acuden al concesionario porque nadie compra un coche por internet sin tocarlo primero". Internet se ha convertido, así pues, en "otro canal de ventas".

Otra asignatura pendiente es promover una de ley de distribución con el fin de establecer "reglas de juego claras en el mercado" que, por un lado beneficien al consumidor para que se "eviten abusos como una cancelación indebida", y, por otro, refuercen el papel de intermediario de los concesionarios que, por ejemplo, piden tener voz propia en aspectos como la subida de precios de los vehículos que, ahora, toman unilateralmente los fabricantes.

  • 1