lunes, 10 diciembre 2018
11:58
, última actualización
Deportes

Los concursales se personarán en la causa abierta contra Lopera

Los administradores concursales del Real Betis ultiman los detalles para presentar un requerimiento con el que personarse en la causa abierta contra Ruiz de Lopera.

el 27 ene 2012 / 20:52 h.

Los concursales se personarán en la causa abierta contra Lopera.

El grupo de trabajo que componen Antonio Jesús González, Francisco Tato y Gerardo Narbona se personará ad cautelam al existir indicios en la fase incoada por el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla de la existencia de maniobras presuntamente constitutivas de delito que habían cometido las sociedades gestionadas por el empresario de El Fontanal, Encadesa o Tegasa, durante su mandato al frente de la entidad heliopolitana desde 1992.

Los concursales han ultimado en los últimos días los documentos necesarios y, según ha podido saber El Correo, presentarán el requerimiento en breve. En el plano estrictamente jurídico, la decisión de los administradores no originará, al menos de momento, ninguna novedad en el caso.

Los concursales se personarán pese a no haber recibido del juzgado el ofrecimiento de acciones y después de haber sido informados de que la propia entidad podría haber sido perjudicada durante el período de tiempo investigado en la etapa de instrucción. Su decisión se cerrará apenas un mes después de que los servicios jurídicos del Betis decidieran anteriormente personarse en la causa abierta.

Desde la petición de personación surge un nuevo escenario en el proceso judicial. Los concursales se garantizan con su procedimiento ser informados puntualmente de todas cuantas acciones se registren desde el Juzgado de Instrucción número 6.

En términos jurídicos, Narbona, González y Tato podrán, al requerir toda la información de la instrucción, solicitar nuevas responsabilidades a Manuel Ruiz de Lopera y sus colaboradores, presentar alegaciones al caso o unirse a la acusación de las plataformas opositoras, que inauguraron la batalla en los juzgados en 2008.

Sin embargo, y según ha podido saber este diario, la intención de los concursales no es ejercer de acusación particular, un extremo que rechazan de antemano y que ni siquiera valorarán, ya que éste está englobado en un escenario por la vía penal.

Su intención es únicamente recibir de primera mano el caudal de información que se genera en los juzgados. Su decisión, ad cautelam, responde a la posibilidad, remota según las fuentes consultadas por el Correo, de que la Audiencia levante las medidas cautelares interpuestas contra el exconsejero delegado y se produzca un relevo en el órgano de gobierno del club de La Palmera.

Fuentes de la entidad consideran lógica y procedente la decisión, todavía en vías de ser formalizada, que han adoptado los concursales, ya que, sostienen, procederán a actuar en el caso de que existan datos objetivos de que el propio Betis ha sido el perjudicado.

Tato, Narbona y González, que descartan de pleno ejercer de acusación particular en el futuro, pretenden conocer si existiese la posibilidad de que en la gestión de Lopera sobreviniese alguna responsabilidad civil del exconsejero delegado, que en ese caso debería indemnizar al Betis en los términos que dictamine el juez.

En ese caso, y según los cálculos previos de los concursales, surgiría la posibilidad de reclamar un activo en favor del patrimonio económico y material de la entidad durante la fase del concurso.

  • 1