Local

Los contadores de agua en el campo lograrán reducir un 20% el consumo

Las futuras políticas hídricas pondrán punto final a la actual asignación de agua por hectárea y obligarán a los regantes a pagar por el recurso consumido. Según un informe de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), esto permitirá un ahorro de un 20% del agua, que equivale a la cantidad que cada año consumen los hogares andaluces.

el 16 sep 2009 / 01:13 h.

TAGS:

Las futuras políticas hídricas pondrán punto final a la actual asignación de agua por hectárea y obligarán a los regantes a pagar por el recurso consumido. Según un informe de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), esto permitirá un ahorro de un 20% del agua, que equivale a la cantidad que cada año consumen los hogares andaluces.

La Directiva Marco de Agua, aprobada en octubre de 2000, marcó el camino al ordenar que se pagase el precio real del agua. El pasado mes de febrero, el Consejo de Gobierno dio luz verde al Acuerdo Andaluz por el Agua -paso previo a la futura ley sobre la materia-, cuyo artículo 30 establece que "el sistema de tarificación del consumo de agua para uso doméstico al igual que para el resto de usos será volumétrico de forma que se incentive el ahorro". Un informe de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, elaborado para el Plan Hidrológico de Cuenca -cuya aprobación está prevista para 2010- sitúa ese ahorro en el 20%.

Esta cifra no es baladí si se tiene en cuenta que, según los datos de la Agencia Andaluza del Agua, el campo se lleva el 77,6% del consumo total, esto es: 4.391 hectómetros cúbicos al año. Un ahorro del 20% de esta cantidad supondría que 878,2 hectómetros cúbicos se quedarían embalsados, una cantidad similar al consumo urbano contabilizado en toda Andalucía cada doce meses.

El Acuerdo Andaluz por el Agua -consensuado y firmado, salvo por Ecologistas en Acción, por todos los agentes sociales, regantes incluidos- fija el año 2015 como tope para cobrar en el campo por agua consumida (que acabaría con el sistema actual de asignación del recurso por hectárea).

El documento, en su artículo 86, insiste en que "las tarifas y cánones (...) incentivarán la eficiencia y el uso racional" y concreta que "hasta tanto se generalice la tarificación por volumen en 2015, se implantará progresivamente donde se disponga de contador". Y alerta: "El consumo excesivo y las pérdidas serán objeto de un tratamiento económico específico". Es decir, sancionador.

La Confederación asegura en su informe que "de poco serviría un aumento de un 10% o superior en las actuales tasas si esto no viene acompañado de un cambio en el modo de gestionar la demanda [y] esto requiere que los usuarios paguen por el volumen realmente consumido". El órgano rector de la cuenca carga contra la "tarifa plana" que actualmente tiene el regadío y advierte de que sin la tarifa volumétrica "el programa de modernización de regadío, difícilmente será efectivo".

El ahorro anual de 878,2 hectómetros cúbicos previsto por la Confederación debido a la instalación de contadores en el campo también supondrá un ahorro para los agricultores. Si se toma como referencia el coste de 0,0346 euros que, según la CHG, tiene cada metro cúbico de agua, el ahorro ascendería en Andalucía a 30,3 millones de euros.

  • 1