Local

Los cooperantes secuestrados en el campamento saharaui siguen vivos

Un comando de Al Qaeda contó con cómplices en el campo de refugiados polisario para capturarlos.

el 30 oct 2011 / 21:52 h.

TAGS:

Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons.

Los dos cooperantes españoles y una italiana secuestrados hace una semana en Tinduf (Argelia) se encuentran vivos y en manos de Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI), el brazo de la red terrorista en el Magreb, informó ayer RTVE en su web. Los tres fueron secuestrados en un campamento de refugiados saharauis a punta de pistola y uno de ellos se encuentra herido.

Según la información facilitada por un mediador, AQMI tenía cómplices en el campo de refugiados saharauis donde se produjo el secuestro. Estos cómplices, simpatizantes de AQMI, facilitaron las armas y la huida del vehículo de los captores, según los indicios que maneja esta fuente. Los secuestradores aún no han hecho públicas sus reivindicaciones o condiciones para la liberación de los cooperantes.

Los secuestrados españoles son Ainhoa Fernández de Rincón, miembro de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura, y Enric Gonyalons, miembro de la organización española Mundubat. Probablemente sea el español herido en la incursión de Al Qaeda en el campo de refugiados.

El grupo creado por el Ministerio de Asuntos Exteriores español que se ocupa del caso se reunió ayer con enviados saharauis para estudiar la situación.

Los tres cooperantes fueron secuestrados el día 22 de madrugada el campo de Rabuni. Su desaparición se suma a la de otras dos cooperantes españolas secuestradas en Kenia por un comando de Al Qaeda el día 12.

La tercera secuestrada es la italiana Rosella Urru. Según el primer relato del Frente Polisario, un comando de AQMI irrumpió en el campamento con dos todoterrenos y con armas de fuego. Acto seguido se introdujeron en el edificio que sirve de recepción de extranjeros y allí despertaron a golpes a sus víctimas. El chófer que los cooperantes habían contratado trató de oponerse y acabó seriamente herido de bala.

El Frente Polisario y el Ejército argelino salieron en persecución, infructuosa, de los secuestradores, que presumiblemente llegaron desde Mali y volvieron a internarse en ese país. A través de la edición digital de El mundo, el Frente Polisario definió el secuestro como "acto terrorista" contra los saharauis, "que siguen sufriendo el terrorismo de Estado marroquí", expresó el presidente del Polisario, Mohamed Abdelaziz.

  • 1