Deportes

Los cuartos de final, un hito habitual en este Sevilla

Octava vez en once años que alcanza esta ronda. Antes nunca tardó menos de 25 años en disputarlos tantas veces.

el 09 ene 2013 / 21:52 h.

Pasó el Sevilla, como no podía ser de otra manera tras el 0-5 de la ida, y ya le espera el Zaragoza de Manolo Jiménez en la Romareda para disputar la ida de los cuartos de final la semana próxima.

Pero a la vez que pasaron, los de Míchel dejaron escapar una buena oportunidad de enganchar a la grada, a su gente, de convencerles de que hay plantilla para remontar en la Liga y para hacer grandes cosas en la Copa del Rey, el camino más corto, tal y como se han puesto las cosas, para entrar en Europa la próxima temporada.

Cierto que es difícil jugar con intensidad tras un 0-5 a favor, de ahí que Míchel cambiara a todo el equipo, menos Kondogbia, para que los que gozan de menos minutos salieran con el cuchillo entre los dientes a ganarse la confianza del entrenador y de la grada.

Pero no hubo manera. Los Coke, Cala, Botía, Hervás, Perotti, Babá y compañía no demostraron nada que yan no supiéramos y, para más inri, pese a adelantarse pronto con un gol de Manu, les cupo el dudoso honor de convertirse en integrantes del primer once en la historia de la Copa que pierde en casa ante el mismo rival al que habían goleado 0-5 en la ida.

Nunca había ocurrido, hasta ayer, pues cuando un equipo gana por esa diferencia fuera es porque es muy superior a su oponente... lo que los suplentes del Sevilla fueron incapaces anoche de corroborar.

Esto es lo que hay, de ahí que aparte de la llegada de Stevanovic se presuman más movimientos en el plantel en este mes de enero movido en el que a los jugadores se les fue una gran oportunidad de sumar un segundo triunfo seguido, algo que no ocurre desde septiembre (Madrid y Dépor) y que podía servir de punto de inflexión en este 2013 que comenzó con el agónico triunfo ante Osasuna que ayer no tuvo continuidad.

Con todo, el Sevilla por octava vez en las últimas once campañas, alcanza los cuartos de final –jugó y ganó las finales de 2007 y 2010– un hito que adquiere especial relevancia si consideramos que entre 1977 y 2002 (25 años) llegó ochos veces a esa ronda, igual que entre 1946 y 1976 (30 años), lo que le da especial valor al dato y hace del conjunto nervionense uno de los equipos más coperos de los últimos lustros. Ojo con él.

 

  • 1