Local

Los cuernos del toro

Puede que sea acertada la opinión de Montesquieu y la mayor parte de las cosas que promueven o favorecen la felicidad no sean razonables, pero está claro que en esta circunstancia no entran las medidas que puso en marcha la Dirección General de Tráfico para disminuir los accidentes de circulación.

el 15 sep 2009 / 02:12 h.

Puede que sea acertada la opinión de Montesquieu y la mayor parte de las cosas que promueven o favorecen la felicidad no sean razonables, pero está claro que en esta circunstancia no entran las medidas que puso en marcha la Dirección General de Tráfico para disminuir los accidentes de circulación. El balance de la Semana Santa, con cuarenta muertos menos que la del año anterior, muestra que las críticas de entonces fueron infundadas y, a la vez, obliga a apretar la guardia para seguir cogiendo al toro por los cuernos mientras algunos se empeñen en serlo cuando tienen un volante en sus manos.

  • 1