Local

Los cuerpos de Alfacar estarán recompuestos en mes y medio

En un mes y medio los restos de los inquilinos de la fosa de Alfacar estarán desenterrados. Los arqueólogos comenzaron ayer a excavar la fosa donde se encuentra el poeta Federico García Lorca y cinco cuerpos más.

el 28 oct 2009 / 20:25 h.

TAGS:

Los trabajos de excavación de la fosa de Alfacar comenzaron ayer.

La apertura de la fosa de Alfacar ya no tiene vuelta atrás. En mes y medio los restos de sus inquilinos estarán desenterrados. 73 años después de que seis hombres de izquierdas -el poeta Federico García Lorca, el maestro Dióscoro Galindo, los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, el funcionario Fermín Roldán y el restaurador Miguel Cobo- fuesen asesinados en la ladera de un monte terroso y yermo, los arqueólogos ya trabajan para arrancar a la tierra sus cuerpos. Ayer por la tarde, tres arqueólogos y dos auxiliares de la Universidad de Granada ya se instalaron bajo la nave colocada por la Consejería de Justicia en el parque Federico García Lorca, junto al monolito que recuerda a los fusilados y el olivo que marca el lugar señalado por los testigos del crimen. Allí empezaron a repartir su material de trabajo y a marcar las áreas donde hay que horadar a pico y pala.

Hoy, a las ocho, y ya en turnos ininterrumpidos de mañana y tarde, los especialistas comandados por el profesor Francisco Carrión procederán a la apertura física de las fosas. De las seis marcadas por el Instituto Andaluz de Geofísica se abrirán inicialmente cuatro donde el georadar da señales más fiables de tierra removida y de cavidades precisas, rectangulares.


Según Maribel Brenes, presidenta de la Asociación Granadina de Memoria Histórica, profesora de la UGR y responsable del informe final de la excavación, en mes y medio ya se podrá contar con el estudio antropomórfico de los cuerpos, es decir, se habrán extraído todos los restos óseos y se habrán ordenado por esqueletos completos. A renglón seguido, individualizados los restos, se procederá a tomar muestras de ADN que se cotejarán con las de los familiares que han reclamado la exhumación: Galadí, Roldán y Cobo. La CGT y los banderilleros españoles han pedido que se rescate a Arcollas, pero no Brenes ya confirma que no podrá ser identificado por técnicas forenses, pues no han dado con familiares, ni lejanos siquiera, para el cotejo. Los Lorca y los Galindo no serán informados si se da el caso de que se encuentren restos que indiquen su identidad. "Nadie los ha pedido. Si lo hiciera, se les facilitarán. Aún tienen este mes y medio de plazo", puntualizó la historiadora. Tampoco será posible descifrar cuáles son los huesos de Lorca y los de Galindo. "Suelen estar destrozados por los tiros y la tierra, así que la posibilidad de encontrar el carismático cráneo de Federico es un mito", insiste. Ambas familias se oponen a la identificación, pero se reservan emprenderla más adelante.


La zona, unos 200 metros cuadrados, ha quedado tapada por una verja, con una lona de 10 por 20 metros que evita a los curiosos y a la lluvia. Cuatro pesos de 1.200 kilos la sujetan ante la previsión de lluvias. La previsión es finalizar el proceso completo de apertura en tres meses.

  • 1