Deportes

Los de Hendriks decidirán ante Alemania el color de su medalla

España, el equipo que drige el holandés Maurits Hendriks con chicos que compaginan stick, trabajo y estudios, está a un paso de alcanzar la gloria con una victoria que supondría el primer oro de la historia para el hockey masculino español.

el 15 sep 2009 / 10:25 h.

España, el equipo que drige el holandés Maurits Hendriks con chicos que compaginan stick, trabajo y estudios, está a un paso de alcanzar la gloria con una victoria que supondría el primer oro de la historia para el hockey masculino español.

Cuatro años después de luchar por el bronce en Atenas, alemanes y españoles se reencuentran ahora para decidir el oro de Pekín, donde España ha alcanzado tal nivel de juego que ha puesto fin a las aspiraciones de revalidar el oro de Australia, selección que lidera el ránking mundial.

Pendientes de la evolución del esguince de tobillo de Pol Amat, el único superviviente de la última final olímpica que jugó España en el 96, el grupo de Hendriks está seguro de que ha llegado el momento de romper con la historia que le ha dejado a un paso de mundiales, europeos y medallas olímpicas.

Hendriks, que por culpa de estos Juegos se ha perdido el nacimiento de su primer hijo, ha reiterado su confianza en gran parte del grupo de Atenas, al que se han sumado Kiko Cortés, portero titular desde hace un año, Juan Fernández, Roc Oliva, Edu Arbós y Sergi Enrique, candidato a mejor jugador joven de 2007.

Enfrente de ellos estará Alemania, la número dos del mundo y oro olímpico en Barcelona'92. También es la vigente campeona del mundo y en otros tiempos fue el 'coco' del equipo español, ante la que España ha ganado seis de los últimos ocho enfrentamientos oficiales entre ambos equipos.

otras opciones. Además, las opciones españolas de sumar nuevos metales pasan por el salto de altura femenino, en el que, a partir de las 13.00 horas, Ruth Beitia disputará su primera final olímpica con la intención de superar su récord de España (2.02) y entrar en la lucha, y por el mountain bike masculino, (9.00 horas) en el que José Antonio Hermida quiere subir un peldaño tras la plata que se llevó de Atenas 2004.

Hermida llega a Pekín en un gran estado de forma, similar al que exhibió hace cuatro años. El reto del biker español pasa por superar el altísimo obstáculo que representa el francés Julien Absalon, dominador absoluto de este deporte.

  • 1