Local

Los delincuentes no saben de lindes

Cada vez son más frecuentes los operativos contra la delincuencia que se extienden por varios municipios del área metropolitana. El intercambio de datos entre los distintos cuerpos, que en ocasiones comparten incluso sus instalaciones.

el 14 sep 2009 / 21:09 h.

TAGS:

Cada vez son más frecuentes los operativos contra la delincuencia que se extienden por varios municipios del área metropolitana. También, el intercambio de datos entre los distintos cuerpos, que en ocasiones comparten incluso sus instalaciones.

El último ejemplo en este sentido lo ofrece la reciente visita de autoridades y mandos de la Guardia Civil a las obras de la nueva jefatura de la Policía Local y del Instituto Armado de Castilleja de la Cuesta.

Unas instalaciones que facilitarán que ambos cuerpos compartan información para poner coto a los delincuentes. Este municipio también participó en un proyecto de organización conjunta del trabajo de la Policía Local en el Aljarafe, una experiencia que quedó aparcada tras las elecciones municipales.

Ya son habituales, al menos en esta comarca del área metropolitana, las llamadas entre los cuerpos de Policía Local para cortar el paso a un delincuente que huye de un pueblo a otro. Pero la novedad más importante llega con la puesta en marcha de los concejos locales de seguridad, que por primera vez coordinarán los recursos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado a un nivel intermedio entre el municipio y la provincia.

Y es que casi cada semana las páginas de sucesos cuentan alguna detención en la que el delito se cometió en un municipio, la persecución de los delincuentes atravesó otro pueblo y la captura se produjo en un tercero. Pero también casos de flagrante descoordinación, como cuando hace unos meses la Guardia Civil multó en Utrera por exceso de velocidad y por no llevar el cinturón a los policías nacionales que perseguían a unos delincuentes.

Paradójicamente, el área metropolitana, con 46 municipios, quedará repartida en cinco de los siete consejos en los que se dividirá la provincia: todos salvo los de la Sierra Norte y la Sierra Sur. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno justificaron esto porque cada sector tiene "problemas de seguridad diferentes" y por lo tanto necesitan "enfoques y soluciones diferentes". De este modo, los consejos con pueblos de la aglomeración urbana son los del Área de Sevilla, Campiña, Aljarafe, Vega Alta y Bajo Guadalquivir.

Por eso mismo el subdelegado del Gobierno, Faustino Valdés, declinó ofrecer una visión global en las pequeñas entrevistas de esta misma página: a efectos de prevención de la delincuencia, los límites metropolitanos son diferentes. Los delitos típicamente urbanos se concentran en la capital hispalense y una estrecha primera corona que incluye Camas, Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra, San Juan de Aznalfarache, Tomares, Castilleja de la Cuesta y La Rinconada. Todas estas poblaciones forman parte del consejo local del Área de Sevilla, el menos extenso y el más poblado. Concentran desde los delitos modernos relacionados con las nuevas tecnologías a las sedes de las redes de narcotráfico. Un poco más hacia el exterior las nuevas formas de la delincuencia incluyen los expolios, mientras que las redes de la droga extienden los tentáculos hacia el mundo rural, con el objeto de burlar las leyes.

Pero no todo lo que afecta a la seguridad es delincuencia: los policías locales del Aljarafe llevan años colaborando para cubrir las romerías y fiestas de la poblada comarca. Incluso llegó a cuajar una coordinación entre varios cuerpos con el objeto de compartir información y material, aunque después de las elecciones municipales el proceso se congeló tras una andadura de siete años.

El presidente de la Mancomunidad del Aljarafe, José Vicente Franco, alaba los méritos de la experiencia, pero quiere que la Subdelegación del Gobierno de Sevilla lleve las riendas desde arriba de una iniciativa que surgió desde abajo, desde los mandos. El jefe de la Policía Local de Bollullos de la Mitación, Simeón Castilla, no lo tuvo difícil para convencer a sus homólogos en otros pueblos cuando pergeñó la idea en 2000. Y con esta base éstos pudieron convencer a sus respectivos alcaldes de que la idea no tenía sesgo político.

  • 1