viernes, 19 abril 2019
00:25
, última actualización
Local

Los despedidos del ERE de Mercasevilla formalizan 89 demandas individuales

El comité de empresa ya impugnó ante el TSJA el despido de 129 trabajadores y la externalización de los puestos de trabajo de otros 39.

el 11 sep 2013 / 15:20 h.

TAGS:

Encierro de los trabajadores de Mercasevilla en la Catedral. / EP Encierro de los trabajadores de Mercasevilla en la Catedral. / EP Después de que el comité de empresa de la sociedad gestora del  mercado central de abastos, Mercasevilla, impugnase ante el Tribunal  Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) el expediente de regulación  de empleo (ERE) consumado el mes pasado con el despido de 129  trabajadores y la externalización de los puestos de trabajo de otros  39, un total de 89 de los 129 empleados despedidos han formulado  demandas individuales contra dichos despidos. Este ERE fue consumado  con indemnizaciones de 20 días por año de servicio en lo que  constituye la reestructuración laboral más dura que ha vivido esta  empresa participada mayoritariamente por el Ayuntamiento hispalense. Estas demandas individuales han sido formalizadas de la mano de  los servicios jurídicos de las uniones provinciales de CCOO y UGT,  según ha informado a Europa Press Rafael Domínguez (CCOO), presidente  del comité de empresa de Mercasevilla. A tal efecto, el Centro de  Mediación, Arbitraje y Conciliación (CMAC) ha convocado los  correspondientes actos de conciliación para el próximo 19 de  septiembre. ERE EN PLENO AGOSTO Los despidos, en concreto, comenzaron a ser efectivos el pasado 12  de agosto, la jornada en la que precisamente entró en vigor la  liberalización de los servicios que la plantilla de Mercasevilla  prestaba en la lonja de pescado. Y es que la liberalización de los  servicios que la plantilla de Mercasevilla prestaba en la lonja, con  su consiguiente precio para los mayoristas de pescado, juega un papel  fundamental en la dura reestructuración laboral promovida por esta  sociedad participada mayoritariamente por el Ayuntamiento hispalense  y la sociedad estatal Mercasa. La liberalización de los servicios de carga de género y  facturación de ventas que la plantilla de Mercasevilla prestaba en la  lonja de pescado, en ese sentido, constituye uno de los factores  clave de este procedimiento, toda vez que el Gobierno municipal del  popular Juan Ignacio Zoido sostiene que esta liberalización responde  precisamente al cumplimiento de las regulaciones comunitarias. EL PAPEL DE LA UNION EUROPEA En concreto, en el seno de las instituciones europeas reside un  expediente a cuenta de la supuesta situación de monopolio en la que  incurriría Mercasevilla al prestar con estos trabajadores los  servicios de carga y facturación del género con la correspondiente  imposición de un gravamen a los empresarios mayoristas de pescado,  quienes precisamente habían elevado este aspecto a la Unión Europea.  Para el Gobierno local del PP, la liberalización de la lonja responde  así a las exigencias de las regulaciones europeas, toda vez que los  trabajadores defienden que la Unión Europea no ha emitido aún ningún  dictamen concluyente o definitivo sobre este conflicto. Sea como sea, en los últimos meses el Consistorio hispalense ha  tramitado y aprobado definitivamente una modificación de los  reglamentos de Mercasevilla que liberaliza los servicios que los  trabajadores de la empresa prestan en la lonja de pescado, extremo  que entró en vigor el pasado 12 de agosto abriendo las labores de  carga y descarga y facturación del género a la libre contratación por  parte de los empresarios mayoristas. En paralelo, Mercasevilla promovía una operación de ampliación de  capital por valor de casi seis millones de euros para recabar fondos  con los que afrontar las indemnizaciones del expediente de regulación  de empleo (ERE) asociado a la liberalización de los servicios que la  plantilla presta en la lonja. El Ayuntamiento, como socio mayoritario  de Mercasevilla, aportó 3.086.154 euros a esta ampliación de  capital.

  • 1